Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cristina Kirchner se retirará, pero dejará al hijo

La presidenta de Argentina decidió que dejará la vida política, pero antes postula a su hijo para diputado.

La presidenta de Argentina, Cristina de Kirchner, abraza a su hijo Máximo. edh /archivo

La presidenta de Argentina, Cristina de Kirchner, abraza a su hijo Máximo. edh /archivo

La presidenta de Argentina, Cristina de Kirchner, abraza a su hijo Máximo. edh /archivo

BUENOS AIRES. El oficialismo en Argentina prepara el terreno desde hace largo rato para la sucesión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en diciembre, pero no está entre sus planes dejar el poder tras las elecciones de octubre, según publican medios internacionales.

Aunque la mandataria no se inscribió como candidata para ningún cargo público, se aseguró que sus más fieles colaboradores vayan en las listas.

El periódico La Tercera publicó que Daniel Scioli no sólo será el candidato presidencial por el que optó la mandataria, sino que las papeletas de votación estarán repletas de otros candidatos oficialistas en las que Cristina de Kirchner ha incluido a su hijo Máximo, quien buscará una diputación por la provincia de Santa Cruz, la cuna política de su padre, el fallecido expresidente Néstor Kirchner.

Máximo, de 38 años, de escasa experiencia política, sonó en su momento como candidato a Vicepresidente, pero al final decidió que ingrese al Congreso. Así, el hijo de la presidenta argentina disputará su primera elección.

La otra jugada

La otra ficha que movió Cristina de Kirchner es para la vicepresidencia, ya que designó como compañero de fórmula de Daniel Scioli a Carlos Zannini, quien es secretario Legal y Técnico de la Presidencia y uno de sus más fieles colaboradores, publica La República.

Scioli es el gobernador de Buenos Aires y fue Vicepresidente de Néstor Kirchner, entre 2003 y 2007.

El medio indica que después de 12 años en el poder y media vida en el Senado, Fernández de Kirchner dejará los cargos públicos, pero conservará un enorme poder en la sombra.

"Si gana Scioli, con Zannini en la vicepresidencia y sus fieles dominando el Congreso y Senado, la presidenta se garantiza además un cierto control de la justicia y de los nombramientos de nuevos jueces de la Corte Suprema para evitar que las diversas causas contra su familia y empresarios muy cercanos que están en los tribunales le puedan explotar cuando deje la presidencia", dice la publicación de La República.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación