Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Crisis humanitaria en Grecia por la oleada de inmigración

Familias de Siria, Iraq, Eritrea, Somalia o Albania van por tren a la frontera o en barcazas a islas griegas para luego ir a países ricos

DRAMA HUMANO

Cientos de inmigrantes del este abordan un tren desde Macedonia para intentar llegar a la frontera griega. | Foto por AGENCIAS

Al menos 212 indocumentados fueron rescatados ayer  por la Guardia Costera griega en la isla de Kos, en el mar Egeo, desbordada por una grave crisis migratoria, ya que diariamente llegan cientos de inmigrantes y refugiados. 

Los guardacostas griegos informaron en un comunicado de que rescataron a los ocupantes de cuatro embarcaciones neumáticas y una lancha rápida a primera hora de la mañana, cuando fueron avistados. 

Después de su traslado al puerto de Kos, los recién llegados fueron detenidos porque carecían de documentación legal de viaje.
En las últimas semanas las autoridades de Kos y otras islas del Egeo como Lesbos, Jíos y Samos se encuentran desbordadas por el gran aumento de la llegada de embarcaciones debido a su cercanía con la costa de Turquía. 

Especialmente en Kos en estos últimos días se han vivido enfrentamientos entre refugiados y la policía cuando éstos se quejaban de las malas condiciones de alojamiento y la falta de comida, mientras esperaban hacinados en un estadio de fútbol para obtener los documentos de viaje que les permitan salir de Grecia. 

La mayoría de refugiados quiere llegar hasta Grecia continental y desde allí continuar su viaje hacia el centro y el norte de Europa. 
Para alojar a las personas que se encuentran en Kos, el Gobierno heleno ha trasladado el buque “Eleftheros Venizelos”, con una capacidad de hasta 2,500 personas. 

Se preveía que anoche los refugiados procedentes de Siria, enfrascada en un complicado conflicto, pueden pasar la noche en el ferry. 
Según la agencia de noticias griega AMNA, la nave sólo albergaría a los refugiados sirios, a algunos miembros de las organizaciones no gubernamentales que les asisten y a los agentes de policía. 

El jueves y el viernes alrededor de mil inmigrantes y refugiados llegaron cada día al puerto del Pireo, en Atenas, y se esperaba que otros mil 300 lo hicieran a partir de ayer, de forma que hoy domingo hayan salido de Kos unas 3 mil personas. 

Los datos presentados la semana pasada por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) indican que en los primeros siete meses de 2015 han desembarcado en Grecia 124 mil refugiados e indocumentados, principalmente en las islas de Kos, Lesbos, Jíos, Samos y Leros. 

Solo en julio pasado llegaron a Grecia 50 mil personas de Siria, Afganistán, Iraq, Eritrea y otros países, más de los que entraron en todo el año pasado y un incremento de 20 mil  con respecto a junio. 

Este aumento ha hecho que los desembarcos en Grecia se hayan incrementado un 750 por ciento entre el 1 de enero y el pasado 31 de julio con respecto al mismo periodo del año pasado.

Desbordados


Pero no sólo Grecia, que debe lidiar con sus propios problemas internos que acarrera el rescate financiero, tiene esta crisis humanitaria. De hecho, en lo que va de año, el número de inmigrantes que ha cruzado el mar Mediterráneo desde países en conflicto en África y Medio Oriente  para llegar a Europa se sitúa ya en 237 mil y ha superado el total de los que consiguieron cruzar el pasado año, aseguró el viernes la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). 

El promedio de rescates diarios de barcazas con inmigrantes en estas aguas supera el millar y se concentran, sobre todo, en las costas de islas de Italia y Grecia. 

Los datos totales incluyen además las llegadas por mar de inmigrantes a las costas de España y Malta, otros dos de los países afectados por este fenómeno. 

“El número de inmigrantes y solicitantes de asilo que han llegado a Europa por mar en 2015 se está acercando a un cuarto de millón, según los análisis de la OIM”, indicó su portavoz Joel Millman. 

El promedio de rescates diarios supera el millar y se concentran frente a las costas de islas de Italia y Grecia. 

A este ritmo, los inmigrantes que habrán logrado cruzar el Mediterráneo llegarán a los 250 mil este fin de mes. 

A lo largo de 2014, un total de 219 mil inmigrantes completaron la peligrosa travesía en busca de una vida mejor en Europa. 

Las muertes en el Mediterráneo también han marcado un récord este año y con los dos naufragios registrados en la última semana -de embarcaciones que se dirigían a Italia- los decesos se elevan a 2 mil, señaló la organización. 

El último incidente se produjo a inicios de esta semana, cuando una bote de caucho empezó a desinflarse debido al peso y al calor, causando la muerte de la mitad de sus 120 ocupantes. 

Mientras tanto, la Comisión Europea (CE) anunció esta semana un plan acordado con el Gobierno griego para ayudar a Grecia a hacer frente a la gran presión migratoria, el cual prevé el desembolso en los próximos cuatro o cinco días de 30 millones de euros ($33 millones) y la activación del mecanismo de protección civil, entre otras medidas. 

El comisario europeo de Inmigración e Interior, Dimitris Avramopulos, recordó tras reunirse el jueves en Atenas con responsables del Gobierno heleno, que Grecia es uno de los primeros países en soportar la “ola de refugiados” que llega a su país.

Este último monto servirá para respaldar la respuesta de primera recepción por parte de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) de los recién llegados a las islas del mar Egeo. 

Avramopulos explicó además que Grecia activará el Mecanismo de Protección Civil a fin de recibir ayuda para asistencia humanitaria inmediata en las islas del este del mar Egeo. 

La asistencia puede incluir material, conocimiento, equipos de intervención y módulos y equipamientos específicos. 

El comisario instó a “todos los Estados miembros a responder rápidamente y mostrar solidaridad con Grecia”. 

Igualmente aseguró que la sede para implementar la política de “puntos calientes” en Grecia será instalada en El Pireo para ayudar a ese país a procesar los elevados números de solicitudes de asilo de perseguidos por causas religiosas o políticas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación