Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Costa Rica entra en recta final hacia segunda vuelta marcada por la frialdad

Los ciudadanos decidirán el próximo domingo entre el representante del centro izquierda Solís o el tradicional PNLC, luego de que su candidato, Araya, renunciara por sus pocas posibilidades de ganar

El candidato a presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís. Foto Reuters

El candidato a presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís. Foto Reuters

El candidato a presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís. Foto Reuters

Costa Rica entró hoy fríamente en la recta final hacia la segunda vuelta electoral del próximo domingo, que se realizará pese al retiro de la campaña del candidato del gobernante Partido Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya, tras reconocer sus pocas posibilidades de triunfo.

En un ambiente frío, con pocos signos externos en las calles y con Araya sin actividad proselitista, el candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC), Luis Guillermo Solís, intenta convencer a los votantes para, según ha dicho, "derrotar al abstencionismo".

En los últimos días Solís ha visitado comunidades rurales para saludar y conversar con la gente, con el fin de convencerles de que acudan a las urnas el próximo domingo y le den un "mandato sólido y contundente" para gobernar.

Pese a que su rival se retiró de la campaña, el candidato del centro izquierdista PAC, no se confía y ha dicho que hasta que el Tribunal Supremo de Elecciones no anuncie al ganador, se debe evitar el triunfalismo.

"Nadie puede declararse ganador o perdedor en una elección que todavía no se ha hecho", expresó hoy Solís a los periodistas.

Por su parte, Araya dijo en una entrevista con la emisora de radio ADN que el 5 de marzo tomó la decisión de no hacer más campaña porque "en ese momento había una inclinación y una tendencia de los costarricenses a buscar un cambio".

Según el comando de campaña de Araya, cuatro encuestas encargadas por el partido reflejaban una ventaja abismal de Solís de hasta 40 puntos.

Araya ha dicho que sigue siendo candidato a la presidencia y que, aunque ha estado al margen de actividades de campaña, ha permanecido en contacto con los diputados electos de su partido, con dirigentes y simpatizantes.

Los costarricenses decidirán el próximo domingo si se decantan por el primer mandato en la historia del PAC o por la continuidad del tradicional PLN, de fundación socialdemócrata, pero tildado de "neoliberal" por disidentes y opositores.

El PAC, fundado en el año 2000, no ha ejercido el poder pero estuvo cerca de ganar las elecciones del 2006 cuando Ottón Solís perdió ante el Premio Nobel de la Paz Oscar Arias, por poco más de un 1 %.

Luis Guillermo Solís tiene como principales propuestas de Gobierno fortalecer las herramientas de recaudación para combatir el déficit fiscal que en 2013 fue del 5,4 % del Producto Interno Bruto (PIB), y a partir del segundo año de su mandato aplicar una reforma tributaria.

También plantea el ordenamiento de los programas de combate a la pobreza, el fortalecimiento de instituciones públicas de infraestructura y salud, y un mayor aprovechamiento de los Tratados de Libre Comercio vigentes, sin firmar ninguno nuevo.

Solís ha prometido un gobierno basado en la transparencia y la ética, con una fuerte lucha anticorrupción.

Por su parte, el PLN, fundado en 1951, es el partido con más tradición de Costa Rica y ha gobernado en nueve de los 15 periodos presidenciales que se contabilizan desde entonces.

En los últimos 32 años solo el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) ha podido arrebatarle el poder en tres periodos.

Para las elecciones del próximo domingo están convocados casi 3,1 millones de ciudadanos, quienes elegirán al presidente que ejercerá a partir del 8 de mayo para el periodo 2014-2018.

Las urnas se abrirán a las 6.00 hora local (12.00 GMT) y cerrarán doce horas después a las 18.00 local (00.00 GMT).

Los comicios serán presenciados por 75 observadores internacionales, entre ellos los integrantes de una misión de la organización de Estados Americanos (OEA).

La jefa de la misión de la OEA, la mexicana Josefina Vázquez, dijo hoy en una conferencia de prensa que el TSE "ha sido un garante de credibilidad y de confianza en la democracia y del voto y la decisión de ciudadanos".

"Estamos seguros de que el tribunal actuará a la altura de lo que el país merece y seguirá siendo esa institución que da a los costarricenses la credibilidad y la confianza en una democracia que ha sido ejemplar y de inspiración para los países de nuestra región", expresó Vázquez

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación