Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Correa: proyecto socialista en riesgo si oposición gana Quito

El 23 de abril, los ecuatorianos elegirán prefectos, alcaldes, concejales, entre otros. Si Correa pierde en Quito y Guayaquil, sería un traspié.

Rafael Correa, gobernante de Ecuador. foto edh / internet

Rafael Correa, gobernante de Ecuador. foto edh / internet

Rafael Correa, gobernante de Ecuador. foto edh / internet

ECUADOR. El gobernante Rafael Correa consideró ayer que el proyecto "Revolución ciudadana", que impulsa su administración desde 2007, puede peligrar si en las próximas elecciones la ciudad de Quito queda "en manos de la extrema derecha".

Correa dijo ayer en la radio FM Mundo que dicho proyecto no debe depender de personas, "todos debemos ser revolucionarios", señaló.

El próximo 23 de febrero, los ecuatorianos elegirán a más de 5,000 funcionarios para un periodo de cinco años, entre prefectos, alcaldes, concejales municipales y vocales de juntas parroquiales rurales.

El alcalde de Quito, Augusto Barrera, del movimiento oficialista Alianza País (AP), busca la reelección en los comicios en los que se disputa los votos junto a otros cinco candidatos.

Como "Revolución ciudadana" no "depende de personas sino es un proyecto, debemos ser coherentes con este proyecto histórico. No nos engañemos, pone en peligro al proyecto si la capital (Quito) cae en manos de la extrema derecha", dijo el gobernante.

Correa ha calificado ese proyecto como un proceso para construir una sociedad "incluyente, solidaria y equitativa", a partir de un aumento en inversión social y acciones en sectores como educación y salud, entre otros.

Pidió, ayer, mirar lo que pasa en Venezuela, que es "gravísimo", y también mencionó a Argentina, donde la alcaldía de Buenos Aires "está en manos de la oposición: desestabilización tras desestabilización, boicot tras boicot", comentó.

Considera que Ecuador es el "modelo del socialismo del siglo XXI más exitoso" y eso "no lo pueden permitir" quienes tienen tendencia de derecha, pues "desafía sus sistemas, sus poderes, sus intereses", opinó.

Correa, quien reconoció los problemas que afronta la campaña para la reelección del alcalde de Quito, el oficialista Augusto Barrera, vinculó al aspirante Mauricio Rodas, un abogado de 39 años, con un plan de la derecha para apoderarse de la capital y obstruir su gobierno.

Por ello, y pese a las críticas de la oposición, defendió su derecho a respaldar al alcalde que busca la reelección, así como al resto de candidatos de su tienda política porque, según dijo, todos responden a un proyecto: la "Revolución Ciudadana".

El miércoles fueron divulgados dos estudios de opinión que ubican a Rodas por delante de Barrera en la intención de voto para la alcaldía de Quito; mientras dan una ventaja amplia al alcalde de Guayaquil y aspirante a la reelección, Jaime Nebot, sobre la candidata del gobierno, Viviana Bonilla.

Quito y Guayaquil son las principales ciudades de Ecuador, y una derrota por partida doble del oficialismo significaría el primer traspié importante de Correa tras sus siete victorias electorales en línea desde 2007. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación