Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Correa en campaña para no perder la alcaldía de Quito

El domingo habrá comicios para elegir alcaldes, prefectos de las provincias, concejales y vocales de juntas parroquiales.

El gobernante ecuatoriano, Rafael Correa, saluda durante una actividad de campaña, en Quito. Foto edh / efe

El gobernante ecuatoriano, Rafael Correa, saluda durante una actividad de campaña, en Quito. Foto edh / efe

El gobernante ecuatoriano, Rafael Correa, saluda durante una actividad de campaña, en Quito. Foto edh / efe

ECUADOR. El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, pidió ayer apoyar la reelección del oficialista Augusto Barrera como alcalde de Quito para evitar que ocurra lo de Venezuela, Argentina y Bolivia, donde, según dijo, la oposición "enquistada en la capital" trata de "desestabilizar a los gobiernos nacionales progresistas".

Correa se encuentra inmerso en la campaña electoral como apoyo a los candidatos oficialistas que se han presentado a los comicios locales del domingo.

Ecuador celebrará el domingo elecciones para elegir alcaldes, prefectos de las provincias, concejales y vocales de juntas parroquiales y el oficialista Movimiento Alianza País (AP), que dirige Correa, quiere aprovechar la oportunidad para extender territorialmente su poder.

Además del poder Ejecutivo, el partido gobernante domina la Asamblea Nacional (Parlamento) con 100 de los 137 escaños logrados hace un año, cuando fue reelegido el gobernante.

El gobernante, que goza de licencia otorgada por la Asamblea para participar en actividades de campaña, tuvo a primera hora de la jornada un encuentro con brigadistas de los barrios del sur de Quito y más tarde un almuerzo popular en esa parte de la ciudad.

Y es que AP está volcada en la lucha electoral por la alcaldía capitalina, por eso Correa pidió apoyo a la reelección del oficialista Augusto Barrera como alcalde para evitar que ocurra lo de Venezuela, Argentina y Bolivia, donde, según dijo, la oposición "enquistada en la capital" trata de "desestabilizar a los gobiernos nacionales progresistas".

El alcalde oficialista Barrera y Mauricio Rodas, de la alianza Suma-Vive, simbolizan la polarización en el electorado.

Correa asegura que en los comicios municipales en la capital está en juego la estabilidad política del país y ha llamado a los ciudadanos a apoyar a Barrera para continuar el proceso de la "Revolución Ciudadana", como denomina a su estrategia de Gobierno.

El gobernante cumplió el 15 de enero siete años ininterrumpidos en el poder, periodo del que él destaca la "revolución en la educación", además de logros en la lucha contra la pobreza y en la creación de empleo.

Entre los asuntos por los que ha recibido críticas figuran, junto a una excesiva dependencia financiera de China, un cierto acercamiento político a países como Irán, aunque el Ejecutivo defiende su derecho a diversificar sus relaciones internacionales.

Asimismo, ha recibido críticas por supuestas restricciones a la libertad de expresión llegadas con la promulgación de una ley de comunicación que la oposición califica de "mordaza", pero que el Ejecutivo asegura sirve para controlar lo que considera "abusos" de ciertos medios de comunicación. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación