Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Copiloto fue tratado por tendencias suicidas

Fiscalía alemana revela historial médico de Lubitz

El fiscal alemán Christoph Kumpa se dirige a los medios ante la fiscalía de Düsseldorf, Alemania. La Fiscalía de Düsseldorf informó que el copiloto del avión de Germanwings estuvo hace años bajo tratamiento psicoterapéutico. foto edh /EFE

El fiscal alemán Christoph Kumpa se dirige a los medios ante la fiscalía de Düsseldorf, Alemania. La Fiscalía de Düsseldorf informó que el copiloto del avión de Germanwings...

El fiscal alemán Christoph Kumpa se dirige a los medios ante la fiscalía de Düsseldorf, Alemania. La Fiscalía de Düsseldorf informó que el copiloto del avión de Germanwings estuvo hace años bajo tratamiento psicoterapéutico. foto edh /EFE

BERLÍN. La Fiscalía de Düsseldorf informó ayer que el copiloto del avión de Germanwings que se estrelló la pasada semana en los Alpes franceses estuvo hace años, antes de conseguir su licencia, bajo tratamiento psicoterapéutico durante un largo periodo por "tendencias suicidas".

"Posteriormente, y hasta el final, hubo más visitas médicas con prescripción de baja, sin que en ellas se constataran tendencias suicidas o agresivas", subrayó la Fiscalía en un comunicado.

Agregó que, de la documentación incautada en los domicilios del copiloto, Andreas Lubitz, no se desprende que éste tuviera "ninguna enfermedad física".

Lo que afirma la Fiscalía se basa en el historial médico de Lubitz que le entregó la Clínica Universitaria de Düsseldorf, a la que acudió en los últimos dos meses el copiloto para solicitar un diagnóstico.

Una portavoz de la Clínica confirmó que se han entregado las actas médicas sin añadir más detalles, ante la investigación en marcha y por respeto al deber de confidencialidad médica.

La Fiscalía continúa analizando la documentación incautada en la casa de Lubitz en Düsseldorf y en la que compartía con sus padres en la localidad de Montabaur.

Según explicó, siguen sin encontrarse pruebas que pudieran haber anunciado lo sucedido o un mensaje en que Lubitz asuma la autoría de la tragedia.

El copiloto estrelló presuntamente el avión de Germanwings (filial de bajo coste de Lufthansa) que cubría la ruta Barcelona-Düsseldorf contra los Alpes en el sur de Francia, el pasado día 24, tras impedir el acceso a la cabina del comandante.

Un total de 150 personas, la mayoría españolas y alemanas, murieron en el siniestro.

Las investigaciones llevadas a cabo en el entorno familiar y personal del copiloto y en su lugar de trabajo tampoco han arrojado "indicios consistentes que ayuden a explicar los posibles motivos" de su actuación.

La Fiscalía de Düsseldorf, encargada de la investigación en Alemania, explicó que ha entrevistado a numerosos testigos del entorno personal y laboral de Lubitz y subrayó que "ni quiere ni puede" entrar en las especulaciones sobre cuáles pudieron ser los motivos que llevaron al copiloto a actuar como lo hizo.

"Las autoridades que llevan el caso deben ceñirse únicamente a los hechos", recalcó este organismo ante la sucesión de informaciones periodísticas sobre presuntas enfermedades de Lubitz.

El comunicado emitido ayer completa las informaciones facilitadas el pasado viernes por la Fiscalía de Düsseldorf, que avanzó entonces que entre los documentos incautados en las viviendas del copiloto había "bajas médicas, actuales e incluso vigentes para el día de los hechos, hechas pedazos", ocultadas a su empresa.

No obstante, siguió sin precisar la enfermedad que podía padecer el copiloto, limitándose a constatar que fue tratado hace años por sus "tendencias suicidas".

La semana pasada, el presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, informó de que Lubitz había interrumpido su formación durante meses, hace seis años. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación