Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE. UU. continúa bajo el hielo

El "vórtice polar" que ha congelado el noreste y centro del país se extendió hacia el sur

La temperatura en la ciudad estadounidense de Chicago alcanzó un récord histórico de 50 grados bajo cero. foto edh / ap

La temperatura en la ciudad estadounidense de Chicago alcanzó un récord histórico de 50 grados bajo cero. foto edh / ap

La temperatura en la ciudad estadounidense de Chicago alcanzó un récord histórico de 50 grados bajo cero. foto edh / ap

Washington. Estados Unidos continuaba preso ayer de una ola de frío histórica que paraliza desde hace una semana el centro, norte y este del país, llevando a varias regiones a decretar medidas excepcionales.

Mientras los estados de Dakota del Norte, Minesota, Wisconsin, Michigan e Illinois seguían semiparalizados por fríos que congelan el agua hirviendo cuando es lanzada al aire, regiones más templadas como Tennessee, Arkansas y Atlanta llegaron al mediodía con el mercurio por debajo de los cero grados Celsius.

Las autoridades emitieron advertencias sobre las condiciones "mortales" del frío, recomendaron no exponerse al aire y pidieron a la gente que ahorre energía eléctrica.

La sensación de extremo frío se ve acentuada por los vientos en 32 Estados, desde Montana hasta el sur de Florida, mientras la capital de Estados Unidos, Washington DC, tuvo ayer su mañana más fría en 18 años con 15 grados centígrados bajo cero.

Las aerolíneas han cancelado miles de vuelos comerciales en un tercio del país, y en el resto las demoras se multiplican desde California hasta Nueva York.

El Servicio Meteorológico Nacional indicó que en el aeropuerto internacional de Washington se registraron 16 centígrados bajo cero y en Virginia Occidental, ayudadas por el viento, las temperaturas han caído a niveles no registrados en un cuarto de siglo.

Por su parte, en el Parque Central de Nueva York las temperaturas bajas batieron un récord de 118 años con 20 grados centígrados bajo cero.

Lo que los meteorólogos describen como un "vórtice polar" afecta a unos 187 millones de personas y llegó a la zaga de la tormenta invernal "Hércules", que la semana pasada avanzó desde el noreste del país.

El "vórtice polar" es un ciclón de aire extremadamente frío situado normalmente en el norte de Canadá, pero que estos días se ha desplazado hacia el sur acompañado de fuertes ráfagas de viento.

Los estadounidenses están viviendo, así, una sucesión de fenómenos invernales desconocida: primero frío, luego una tormenta de nieve seguida de lluvia, y ahora un "vórtice" llegado del Polo.

Cuando la temperatura baja de los 25 grados bajo cero, la piel expuesta directamente a ese frío queda congelada en cuestión de minutos y la hipotermia no tarda más en llegar.

El frío que afronta buena parte del país es tal que incluso los osos polares y los pingüinos de los zoológicos de algunas ciudades como Chicago han sido cobijados para protegerlos de las gélidas temperaturas.

En un caso insólito, en Kentucky, un preso que escapó de una cárcel de mínima seguridad en Lexington el domingo, al sentir el lunes la caída de las temperaturas optó acudir a un motel y pidió al empleado que llamara a la policía.

La vocera policial Sherelle Roberts indicó que Robert Vick, de 42 años, dijo al empleado que no soportaba el frío polar y quería entregarse.

Las escuelas permanecieron cerradas por segundo día consecutivo desde Minesota hasta el norte de Virginia, y los cierres se extendieron de Atlanta a Alabama, Carolina del Norte y Carolina del Sur y Florida.

Las aerolíneas cancelaron de nuevo varios miles de vuelos, debido a que el frío extremo ralentizó todo, desde el reabastecimiento de combustible hasta el manejo de los equipajes. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación