Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Con trampa de película cae el jefe de piratas de Somalia

Le hicieron creer que filmarían un documental sobre su vida y lo hicieron salir de su escondite.

Mohamed Abdi Hassan, cabecilla de piratas en Somalia.

Mohamed Abdi Hassan, cabecilla de piratas en Somalia.

Mohamed Abdi Hassan, cabecilla de piratas en Somalia.

BRUSELAS. Un cabecilla de piratas mordió el anzuelo: creyó que iba a trabajar en el cine, pero terminó en la cárcel.

En una operación digna de una cinta de Hollywood, Mohamed Abdi Hassan fue atraído desde Somalia a Bélgica con la promesa de que trabajaría en un documental sobre sus delitos en altamar que "retrataría su vida como pirata", dijo ayer el fiscal federal Johan Delmulle.

Pero en lugar de pararse detrás de las cámaras como un asesor experto, Abdi Hassan terminó tras las rejas, detenido en cuanto aterrizó el sábado en el aeropuerto de Bruselas.

"Es uno de los más tristemente célebres cerebros de los piratas, responsable de decenas de secuestros a naves comerciales entre 2008 y 2013", dijo Delmulle.

Abdi Hassan –cuyo apodo "Afweyne" significa "Bocón"– fue acusado de asaltar el dragador belga Pompei y secuestrar a los nueve integrantes de su tripulación en 2009, agregó Delmulle.

La tripulación del Pompei fue liberada después de 10 semanas de cautiverio una vez que el dueño del barco pagó un rescate de 3 millones de dólares. Bélgica detuvo a dos piratas que participaron en el asalto, fueron declarados culpables y recibieron sentencias de 9 y 10 años de cárcel.

Los fiscales, no obstante, querían procesar a los cabecillas de la organización.

Las autoridades de Bélgica establecieron contacto con un cómplice conocido como Tiiceey, y le ofrecieron un trabajo falso como asesor para una película sobre piratas que en realidad no se haría, dijo Delmulle.

Los dos hombres mordieron el anzuelo. Tiiceey también fue arrestado. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación