Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Comienza la segunda era Obama

Afirma que Estados Unidos tiene que abrirse a los inmigrantes "luchadores"

El presidente estadounidense, Barack Obama, saluda a sus seguidores tras jurar su cargo para un segundo mandato que concluirá en enero de 2017, en una ceremonia pública frente al Capitolio en Washington. Al fondo, su esposa Michelle Obama (derecha) y

El presidente estadounidense, Barack Obama, saluda a sus seguidores tras jurar su cargo para un segundo mandato que concluirá en enero de 2017, en una ceremonia pública frente...

El presidente estadounidense, Barack Obama, saluda a sus seguidores tras jurar su cargo para un segundo mandato que concluirá en enero de 2017, en una ceremonia pública frente al Capitolio en Washington. Al fondo, su esposa Michelle Obama (derecha) y una de sus hijas, Malia (izquierda). foto edh / r

La ciudad de Washington se vio otra vez ocupada por cerca de un millón de asistentes que se apostaron en las explanadas del Capitolio para presenciar el acto más simbólico de la primera potencia del mundo que muestra cada cuatro años su fervor patriótico y democrático con la investidura presidencial.

Ya con el "National Mall" cubierto por una alegre multitud que llegó a presenciar el inicio del segundo gobierno del presidente Barack Obama, las autoridades iniciaron el ingreso al escenario instalado en las escalinatas traseras del capitolio, seguidos por las cámaras de televisión cuyas imágenes se proyectaban en las pantallas gigantes a lo largo y ancho de la explanada.

Luego de tomar juramento en público en un ambiente de júbilo, Obama se dirigió a la nación y al mundo para hacer hincapié en el precepto de EE.UU. de ser el modelo para el mundo por la fortaleza de su institucionalidad democrática.

"Una década de guerra está terminando. Nuestra recuperación económica ha comenzado. Las posibilidades de EE.UU. son infinitas, porque poseemos todas las cualidades que este mundo sin fronteras demanda: juventud e ímpetu; diversidad y apertura; una capacidad sin fin para los riesgos y un don para la reinvención", dijo y la multitud le siguió con un aplauso, al referirse a la reactivación económica, la que le puso en aprietos su camino a la reelección del que salió victorioso.

Aunque en su discurso inaugural no tocó a fondo ni enumeró en prioridades los temas de la agenda doméstica ni del ámbito internacional para su segundo mandato, el discurso de unos 20 minutos deja ver las líneas generales que podrían ser profundizadas en el informe del Estado de la Nación el 12 de febrero próximo ante el Congreso.

Para el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Georgetown y exsecretario de estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Arturo Valenzuela, el segundo mandato de Obama abre espacio a muchas oportunidades, especialmente para América Latina con quien cree que se ha mejorado notablemente en las relaciones internacionales, durante el primer término de Obama y bajo la dirección de la Secretaria de Estado, Hillary Clinton.

Valenzuela, al analizar el mandato de Obama en un espacio televisivo, recalcó que Latinoamérica tiene enormes cercanías con EE.UU., con fronteras que se han diluido por la enorme cantidad de inmigrantes hispanos que tienen arraigo en esa nación sin desprenderse de su propia identidad latinoamericana.

Dejó ver también que el retorno de inversiones a los países de la región donde haya reglas claras del sistema de mercado, se empezará a ver pronto ante el desencanto de los inversionistas estadounidenses que habían apostado su capital en China. "Hay un cierto desencanto con China y eso es una oportunidad para América Latina", dijo.

Alianzas estratégicas

Obama enfatizó que seguirá apostando a las alianzas estratégicas con socios en el mundo para afrontar los temas de preocupación mundial.

Hizo hincapié en la defensa y apoyo para el fortalecimiento de la democracia desde Asia hasta las Américas como un acto de compromiso de los EE.UU. por ser abanderado del sistema de libertades.

Sobre el tema migratorio, apartado especial esperado por la primera minoría radicada en el país: la población hispana que le catapultó para un segundo mandato al frente de la Casa Blanda, dejó ver entre líneas el compromiso que existe para cerrar esa deuda.

"Nuestro viaje no está completo hasta que encontremos una mejor manera de dar la bienvenida a los esperanzados y luchadores inmigrantes que todavía ven en EE.UU. la tierra de oportunidad, hasta que los brillantes estudiantes y los ingenieros sean enlistados en nuestras fuerzas de trabajo en lugar de ser expulsados de nuestro país", propuso.

La directora del Consejo de Política Doméstica, de la Casa Blanda, Cecilia Muñoz, una de las hispanas con cargos de más alto nivel en el ejecutivo, afirmó luego de la juramentación, que Obama dará a conocer su propuesta sobre el tema de inmigración en febrero.

Obama ha prometido "priorizar" este tema en breve para impulsar una reforma migratoria que abra la vía para formalizar la situación de los más de 11 millones de indocumentados, en su mayoría latinoamericanos, que viven en Estados Unidos.

Luego, en la ceremonia tradicional realizada en el Capitolio tras jurar el cargo, Obama firmó la designación de John Brennan como director de la CIA, el exsenador republicano Chuck Hagel como secretario de Defensa, el senador John Kerry como secretario de Estado y Jack Lew como secretario del Tesoro.

La celebración de inauguración continuó durante todo el día: siguió el almuerzo en el Capitolio y el colorido desfile presidencial por la Avenida Pensilvania, donde el presidente bajó del carro blindado para recorrer algunas cuadras entre el Archivo Nacional y el edificio Ronald Reagan, antes de llegar a la Casa Blanca.

Las fiestas de gala siguieron anoche y hoy se reanudan las labores en la capital.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación