Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Comercio y seguridad, prioridad de presidentes

EE. UU. urge a México reformas en seguridad y justicia penal

De iz. a der.: el primer ministro de Canadá, Stephen Harper; el presidente de México, Enrique Peña Nieto; y el mandatario de EE. UU., Barack Obama, en la cumbre de Toluca. foto edh / reuters

De iz. a der.: el primer ministro de Canadá, Stephen Harper; el presidente de México, Enrique Peña Nieto; y el mandatario de EE. UU., Barack Obama, en la...

De iz. a der.: el primer ministro de Canadá, Stephen Harper; el presidente de México, Enrique Peña Nieto; y el mandatario de EE. UU., Barack Obama, en la cumbre de Toluca. foto edh / reuters

TOLUCA. Los presidentes de México y Estados Unidos y el primer ministro de Canadá se pronunciaron ayer por reimpulsar los avances que como región han logrado en las últimas dos décadas a través de su tratado comercial y lograr que las tres naciones tengan fronteras más seguras y eficientes.

En una declaración conjunta, el mexicano Enrique Peña Nieto, el estadounidense Barack Obama y el canadiense Stephen Harper se comprometieron a impulsar el comercio y la inversión en sectores donde la integración de sus cadenas de producción sirva como ventaja a nivel global.

En el apartado de seguridad, los tres líderes dijeron que seguirán buscando "nuevas áreas de cooperación para luchar contra el tráfico de drogas, el tráfico de armas y otros comercios ilícitos".

"El intercambio eficaz de información y coordinación entre los organismos de cumplimiento del orden público seguirá siendo esencial", señalaron en la declaración.

También acordaron mejorar el diálogo en la regulación y supervisión del sector financiero con el fin de combatir el lavado de dinero.

Obama dijo que las reformas de México en seguridad y justicia penal son "urgentes", y que Estados Unidos está dispuesto a apoyar a las autoridades mexicanas en ese campo.

La zona fronteriza entre México y Estados Unidos es una preocupación constante por los miles de inmigrantes mexicanos y centroamericanos que intentan entrar ilegalmente a territorio estadounidense huyendo de la pobreza. Y también por la presencia del narcotráfico, que ha avivado la violencia.

"El intercambio eficaz de información y coordinación entre los organismos de cumplimiento del orden público seguirá siendo esencial", señalaron en su declaración.

Los gobernantes refrendaron, además, su "compromiso en lucha contra el tráfico de personas en cualquiera de sus formas" y trabajar "para mejorar los servicios disponibles para las víctimas de este delito".

En materia energética, anunciaron que los ministros de los tres países se reunirán este año para hablar sobre las oportunidades a fin de promover estrategias comunes en infraestructura, innovación, energía renovable, comercio y desarrollo responsable de recursos.

También acordaron simplificar el tránsito de viajeros y mercancías a través de sus fronteras. El acuerdo implica, por un lado, establecer un programa de "viajeros confiables", que permita que aquellas personas inscritas en él puedan viajar entre los tres países con mayor facilidad, declaró Peña Nieto ante medios en un mensaje conjunto.

Peña Nieto, Obama y Harper acordaron que sus Gobiernos llevarán a cabo "consultas periódicas" para revisar los avances en la implementación de los acuerdos alcanzados ayer, y anunciaron que su próxima cumbre será en Canadá en 2015. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación