Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Coche bomba estalla en capital siria, aumenta presión de rebeldes

La explosión ocurrió cerca de suministros militares

Un video de las secuelas de la explosión mostró un cráter de unos dos metros de diámetro. foto edh /Agencias.

Un video de las secuelas de la explosión mostró un cráter de unos dos metros de diámetro. foto edh /Agencias.

Un video de las secuelas de la explosión mostró un cráter de unos dos metros de diámetro. foto edh /Agencias.

BEIRUT. Un coche bomba mató al menos a tres personas y dejó decenas de heridos ayer tras un ataque de combatientes rebeldes en el noreste de la capital siria, informaron cadenas de televisión partidarias del Gobierno.

El canal de noticias Al-Ikhbariya dijo que la explosión ocurrió cerca de una oficina de suministros militares, mientras que Addounia TV dio una cifra preliminar de tres muertos.

Ambas cadenas atribuyeron la explosión a un ataque suicida con una bomba instalada en un automóvil.

Sin embargo, los activistas de oposición en la zona dijeron que no estaba claro si se trataba de una bomba o de una granada de mortero.

Un video de las secuelas de la explosión, difundido por Al-Ikhbariya, mostró un cráter de unos dos metros de diámetro junto a una carretera. Las ventanas estallaron en los edificios cercanos, pero no hubo imágenes de los restos del coche bomba o de alguna de las víctimas.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un organismo con sede en Gran Bretaña que cuenta con una importante red de contactos en Siria, dijo que entre los muertos del ataque, ocurrido en el distrito de Rukn al-Din, había civiles y militares.

Los enfrentamientos entre las fuerzas del presidente Bashar al-Assad y los rebeldes se han acercado al centro de Damasco en los últimos meses.

Teatro de guerra

La capital siria, alguna vez un bastión de las fuerzas de Assad, se ha convertido en un punto clave de la guerra civil, en la que más de 70,000 personas han sido asesinadas.

Los rebeldes dijeron el lunes que planeaban ataques con misiles contra sitios gubernamentales y bases de seguridad de Damasco e instaron a los residentes a abandonar la ciudad. Bombas de mortero impactaron el martes dos escuelas y el complejo de la agencia estatal de noticias Sana, ubicado en el corazón de la ciudad. Otro ataque se produjo cerca del hospital de la Ciudad Vieja, una zona que es Patrimonio de la Humanidad.

El lunes, los rebeldes dispararon decenas de proyectiles de mortero alrededor de la céntrica plaza Omeya. La ONU anunció el retiro de alrededor de la mitad de su personal internacional después de que una bomba de mortero cayó cerca de su hotel.

El Ejército sirio ha respondido con ataques de artillería y aéreos en los suburbios rebeldes. —Reuters

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación