Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Clinton pide al Congreso finalizar el embargo a La Habana

Solo ha fortalecido al régimen de los Castro afirmó la demócrata

ctv-yso-file-67565203-f704-b0d9-38ae-e6ef81852232

Para Clinton, el establecer una embajada en la capital cubana no es una concesión, sino “un faro” que iluminará la distensión de las relaciones entre países. | Foto por AGENCIAS

MIAMI. La precandidata demócrata Hillary Rodham Clinton reclamó ayer al Congreso dominado por el Partido Republicano que ponga fin al embargo comercial impuesto a Cuba desde 1962.

La favorita para obtener la candidatura demócrata dijo que una relación económica abierta sería más útil para llevar la “dignidad y la democracia” a la isla que el aislacionismo intransigente que caracterizó a cinco décadas de gobiernos de ambos partidos, incluidos los dos períodos de su esposo.

El presidente Barack Obama ha normalizado las relaciones diplomáticas con Cuba y también ha pedido al Congreso que levante el embargo.
Clinton reconoció que anteriormente apoyaba las sanciones a Cuba, pero dijo ante un auditorio de estudiantes, profesores y otras personas en la Universidad Internacional de Florida que sus posiciones cambiaron durante sus cuatro años como secretaria de Estado de Obama.En ese período también se han flexibilizado las posiciones del millón de estadounidenses de origen cubano que tienen gran peso electoral en Florida.

Clinton acusó a los candidatos republicanos, sin nombrarlos, de contemplar a Cuba y Latinoamérica “a través del prisma de la Guerra Fría”.
“Entienden las cosas al revés: las relaciones no son un regalo a los Castro, son una amenaza para los Castro”, dijo Clinton.

“Una embajada estadounidense en La Habana no es una concesión, es un faro. Levantar el embargo no es un revés para la libertad, es un avance para la libertad”, añadió la demócrata.

Dijo que la posición republicana sobre el embargo se enmarca en sus errores en materia de relaciones exteriores.

No mencionó por su nombre al senador por Florida Marco Rubio ni al ex gobernador local Jeb Bush, ambos precandidatos republicanos y fuertes críticos de la decisión de Obama de restablecer las relaciones diplomáticas con Cuba.

Pero destacó que “no podemos permitir que ideas y candidatos partidistas aislados de la realidad y de los tiempos eliminen todos los progresos realizados”.

Reacción republicana
Bush acusó a la demócrata  de respaldar una “retirada en la lucha por la democracia en Cuba” al pedir el levantamiento del embargo a la isla. 
Bush consideró “insultante” que la aspirante a la candidatura demócrata a la Presidencia de EE.UU. “venga aquí (a Miami)” a proponer algo semejante. 

“Esta ciudad se ha convertido en el hogar y refugio de millares de víctimas de Castro”, subrayó en un comunicado el político republicano sobre Miami, donde reside la mayor comunidad de cubanos de Estados Unidos. 

Por ello, prosiguió Bush, la “llamada” de Clinton a “abandonar el embargo”, significa, en su opinión, el abandono también de “los principios de la democracia” a cambio de nada por parte del régimen cubano. 

Un acto que, a juicio del exgobernador de Florida, “añade insulto al dolor que las familias sienten”. 

Aunque desde el pasado 17 de diciembre, cuando el presidente de estadounidense, Barack Obama, y el mandatario cubano, Raúl Castro, anunciaron el acercamiento entre los dos países, EE.UU. ha aliviado algunas de las prohibiciones a la isla a través de órdenes ejecutivas, el embargo sobre La Habana solo puede ser levantado por completo desde el Congreso, dominado por republicanos. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación