Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cientos de personas despiden a la sucesora de la Madre Teresa de Calcuta

La hermana Nirmala Joshi, al frente de la congregación de las Misioneras de la Caridad, fue enterrada hoy en la ciudad oriental india de Calcuta.

Cientos de personas despiden a la sucesora de la Madre Teresa de Calcuta

Cientos de personas despiden a la sucesora de la Madre Teresa de Calcuta

Cientos de personas despiden a la sucesora de la Madre Teresa de Calcuta

La hermana Nirmala Joshi, la sucesora de la Madre Teresa al frente de la congregación de las Misioneras de la Caridad, fue enterrada hoy en la ciudad oriental india de Calcuta después de que cientos de personas acudieran a su capilla ardiente, informó a Efe esta orden religiosa.

El funeral se celebró a las 16.00 hora local (10.30 GMT) en la iglesia de Saint John de la capital del estado de Bengala, en cuyo cementerio recibió sepultura la religiosa tras la ceremonia, dijo una fuente del Centro de la Madre Teresa en Calcuta que prefirió mantener el anonimato.

Antes del oficio religioso, cientos de personas de distintas nacionalidades y religiones acudieron desde primera hora a despedir a la monja en la Casa Madre de la congregación, donde se instaló la capilla ardiente con un ataúd de cristal rodeado de velas y coronas de flores junto a la tumba de Teresa de Calcuta, según recoge la agencia local IANS.

La larga fila de personas que acudió a esta sede de la congregación contó con numerosas monjas de la Caridad, voluntarios de diferentes países que colaboran con las misioneras, personas desfavorecidas que reciben su ayuda y fieles de otros credos, como miembros de la comunidad musulmana en la ciudad.

Nirmala Joshi murió ayer por un paro cardíaco a los 81 años en una de las casas de las misioneras tras padecer problemas del corazón por los que había estado hospitalizada.

Nacida en 1934 en el estado indio de Jharkhand, limítrofe con Bengala, se unió a las Misioneras de la Caridad en 1976 inspirada por el trabajo a favor de los pobres de la Madre Teresa, que había fundado la congregación en Calcuta en 1950.

Tras la muerte en 1997 de la Madre Teresa, beatificada en 2003, la hermana Nirmala pasó a ocupar su puesto en la dirección de las Misioneras de la Caridad hasta 2009, cuando pidió ser relevada para llevar una vida de contemplación.

Las Misioneras de la Caridad, en sus orígenes una pequeña congregación que ayudaba a los más pobres de Calcuta, se ha convertido en una red que cuenta con unas 4.500 religiosas que trabajan en más de 130 países, donde tienen unas 700 casas dedicadas a asistir a los necesitados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación