Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE.UU.

La CIDH pide a Venezuela que cese ataques a medios críticos

Alerta del deterioro del derecho a la libertad de expresión

Diario El Nacional, de Venezuela.

El diario El Nacional, actualmente demandado,  se ha pronunciado diciendo que no cambiara su línea editorial | Foto por Internet

El diario El Nacional, actualmente demandado,  se ha pronunciado diciendo que no cambiara su línea editorial.

WASHINGTON. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió ayer al régimen de Venezuela que cese en su “hostigamiento” contra los medios de comunicación y periodistas críticos. 

“La CIDH y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión manifiestan su profunda preocupación ante las reiteradas declaraciones estigmatizantes y el hostigamiento judicial desplegados durante los últimos meses contra los medios El Nacional, Tal Cual, La Patilla y sus directivos por parte de altos funcionarios del Gobierno de Venezuela”, afirmó el organismo ayer en un comunicado. 

“La CIDH insta al Estado a cesar estos actos de hostigamiento que profundizan el deterioro del derecho a la libertad de expresión en el país y ponen en riesgo a los medios de comunicación y periodistas críticos en Venezuela”, añadió. 

La Comisión y la Relatoría Especial consideran que en un año electoral, con las elecciones legislativas convocadas para el 6 de diciembre, “frente a la reducción del pluralismo informativo y la disminución de medios de comunicación independientes, resulta urgente que cese el hostigamiento verbal y judicial que restringen el libre flujo de ideas y opiniones”. 

“El conjunto de actos estatales dirigidos a cercar a los medios de comunicación con una línea informativa independiente o crítica con el Gobierno resultan de especial preocupación para la Comisión”, señaló. 

Y agregó que las acciones del régimen izquierdista “representan una amenaza muy significativa para el periodismo independiente y de investigación, para la libertad de expresión y para la libre circulación de la información”. 

En septiembre de 2014, la Relatoría Especial hizo pública su preocupación por el deterioro del derecho a la libertad de expresión en Venezuela, ante “la continua estigmatización por parte de altos funcionarios públicos de medios de comunicación y periodistas críticos, procesos sancionatorios y despidos de comunicadores”. 

También cuestionó los “presuntos bloqueos de la señal de internet de medios de comunicación”. 

Venezuela repitió este año una vez más en la “lista negra” de la CIDH, como se conoce al Capítulo IV de su informe anual, en el que señala los países donde las violaciones de derechos humanos requieren una “atención especial” por parte de este organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), con sede en Washington. 

Recientemente, el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Diosdado Cabello, inició una demanda civil contra los el diario El Nacional, el semanario Tal Cual y el portal de noticias La Patilla, todos críticos del régimen chavista y cuyos directivos enfrentan una medida de prohibición de salida del país, por reproducir en enero pasado un artículo exclusivo del periódico español ABC que lo vinculaba con una red de narcotráfico.

Cabello ya había presentado una demanda penal, pero ahora va por la vía civil. El monto total por supuesto daño moral podría rondar la exorbitante cifra de $365 millones, según el cálculo que se desprende de la notificación que ya recibió La Patilla. Los medios acusan al gobierno de querer ahogarlos financieramente para, finalmente, silenciarlos.  

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación