Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

México

CIDH: destruyeron pruebas en caso de los estudiantes desaparecidos

 Los expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos han solicitado al gobierno ampliar su mandato para seguir con la investigación

Caso Iguala

Claudia Paz, integrante del grupo de expertos de la CIDH que investiga la desaparición de 43 estudiantes.   | Foto por Agencia EFE

Claudia Paz, integrante del grupo de expertos de la CIDH que investiga la desaparición de 43 estudiantes.  

MÉXICO. Los expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que investigan la desaparición de 43 jóvenes en el municipio de Iguala denunciaron ayer la destrucción de pruebas de vídeo, rechazaron entrevistar por escrito a militares y pidieron la ampliación de su mandato. 

“Tenemos una especial preocupación por la pérdida de pruebas en el caso”, dijo la exfiscal guatemalteca Claudia Paz a los medios tras la quinta visita de este grupo interdisciplinario al país para investigar la desaparición de los jóvenes hace casi un año. 

Personal del Palacio de Justicia del municipio de Iguala, estado de Guerrero, dijo a la CIDH que existían grabaciones de vídeo tomadas desde el edificio en las que se observaba la detención de “entre 10 y 16” estudiantes por parte de la Policía en la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014, detalló. 

Ese día 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa desaparecieron a manos de autoridades corruptas y miembros del cártel Guerreros Unidos, quienes los asesinaron e incineraron en un municipio vecino, según la versión oficial, que los padres rechazan. 

La CIDH solicitó esta prueba a través de la Procuraduría General de la República (PGR), pero “parece que tales registros videográficos fueron destruidos”, continuó Paz, que pidió que, de confirmarse este hecho, se tomen las medidas legales pertinentes. 

Asimismo, el grupo criticó la postura gubernamental de permitir únicamente por escrito y dentro del proceso penal la entrevista a 26 militares del Batallón 27, con sede en Iguala, supuestos testigos del ataque a los estudiantes. 

Además de ello, los expertos denunciaron la ocultación de evidencias de ropa de los normalistas a sus familiares. 

Por ello, pidió a la Fiscalía general tomar las muestras genéticas de la ropa y resguardar de forma adecuada la misma, que será identificada en estos días por los familiares. 

Al cumplirse su mandato inicial de 6 meses, que arrancó el 2 de marzo, el grupo de expertos presentará el 6 de septiembre sus conclusiones sobre lo ocurrido con los estudiantes, sobre las cuales no quisieron avanzar detalles. 
 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación