Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

CIDH denuncia trabas del gobierno en caso Ayotzinapa

Investigadores que trabajan en el caso de los 43 estudiantes desaparecidos aún esperan autorización para hablar con soldados de servicio aquella noche

El pasado fin de semana, los 43 desaparecidos fueron recordados con una jornada cultural. foto edh / efe

El pasado fin de semana, los 43 desaparecidos fueron recordados con una jornada cultural. foto edh / efe

El pasado fin de semana, los 43 desaparecidos fueron recordados con una jornada cultural. foto edh / efe

MÉXICO. Los expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que estudian el caso de los 43 alumnos de la escuela de Ayotzinapa desaparecidos denunciaron ayer la tardanza por parte del gobierno mexicano para autorizar entrevistas con los militares del 27 batallón de Iguala.

Los 5 miembros del equipo aseguraron que el domingo recibieron una respuesta en la que se les informó que "el Estado continúa analizando la procedencia de la solicitud".

La experta colombiana Ángela Buitrago recordó que ya han pasado más de tres meses después de haber realizado la petición de entrevistar a militares, por lo que el grupo expresó su "preocupación" ante el retraso en esta decisión.

Esta demora, aseguraron, "limita los esfuerzos" por avanzar en la investigación y la búsqueda de los estudiantes que desaparecieron el 26 de septiembre en el municipio de Iguala, en estado de Guerrero, a manos de policías corruptos y miembros del crimen organizado.

Los familiares de los jóvenes exigen la apertura de una línea de investigación sobre el papel que jugaron esa noche del 26 de septiembre de 2014 los militares del 27 batallón de Iguala, algunos de los cuales tuvieron contacto con alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

Esa noche los estudiantes de esa escuela para maestros, tradicionalmente muy combativa, fueron atacados a tiros por órdenes del entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca.

Seis personas murieron, incluidos tres alumnos, y 43 estudiantes fueron detenidos por policías locales y entregados a miembros del cártel de Guerreros Unidos, quienes presuntamente los asesinaron y quemaron en un basurero al creer que eran miembros de un grupo rival. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación