Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Choque entre fuerzas y autodefensas deja muertos en México

La cifra de muertos varía entre cuatro y 12

Grupos civiles de autodefensa se están enfrentados contra un cártel en el de Michoacán. foto edh / reuters

Grupos civiles de autodefensa se están enfrentados contra un cártel en el de Michoacán. foto edh / reuters

Grupos civiles de autodefensa se están enfrentados contra un cártel en el de Michoacán. foto edh / reuters

MICHOACÁN. Militares y miembros de los grupos de autodefensas levantados en armas contra el crimen organizado se enfrentaron ayer en el estado de Michoacán, oeste de México, durante el desarme ordenado por el gobierno.

Las cifras de fallecidos durante la noche del lunes y la madrugada de este martes son imprecisas: la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) aceptó en un escueto comunicado que fueron dos personas entre los pobladores que se resistían a entregar los altos calibres; de manera extraoficial, la prensa local reporta 12.

La Procuraduría General de la República señaló que no podía confirmar un número de muertos, mientras la Secretaría de Gobernación –responsable del área de seguridad del Ejecutivo– dijo no tener información de que soldados hubieran disparado contra civiles desarmados.

"¿Así quieren proteger al pueblo? No los queremos", dijo Gloria Pérez Torres mientras se lamentaba sobre el cuerpo de su hermano Mario, de 56 años, una de las víctimas en la confrontación con militares ocurrida en las primeras horas del martes.

Estanislao Beltrán, vocero de las autodefensas, confirmó a la radio MVS que el incidente ocurrió en la madrugada en una ruta cerca de la comunidad de Antúnez, y que dejó cuatro muertos.

La confrontación ocurrió cuando militares llegaron a Antúnez, en el sur de Michoacán, para intentar desarmar a las autodefensas, grupos de civiles que en los últimos meses decidieron organizarse y enfrentar al cartel de Los Caballeros Templarios que ha asolado al estado por años.

Horas después Antúnez estaba en relativa calma, mientras los grupos de autodefensas continuaban armados y en control del poblado.

El pasado lunes, el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, anunciara el envío de soldados y agentes federales al estado para tomar el control de la seguridad.

En la municipalidad de Apatzingán, considerado bastión de Los Caballeros Templarios, los alrededores de la principal plaza comenzaron a llenarse el martes de cientos de policías federales que llegaron a bordo de camionetas con ametralladoras montadas en el techo, vehículos blindados y autobuses.

"Andan aquí desde años pero no hacen nada", dijo un hombre sentado en una banca de la plaza que sólo quiso identificarse como Iván.

Beltrán aseguró que las autodefensas no tienen planeado entregar sus armas hasta que no sean capturados los líderes de Los Caballeros Templarios. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación