Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

China: 36 muertos y 47 heridos en una estampida en Shanghái

El caos se desató una media hora antes de que iniciara lo que se suponía sería una gozosa celebración del inicio de 2015

China: 36 muertos y 47 heridos en una estampida en Shanghái

China: 36 muertos y 47 heridos en una estampida en Shanghái

China: 36 muertos y 47 heridos en una estampida en Shanghái

Llorosos familiares identificaron los cuerpos de sus seres queridos un día después de que una estampida ocurrida en un histórico muelle de Shanghái durante las celebraciones por el Año Nuevo causó la muerte de 36 personas. Algunas familias fustigaron a las autoridades y las acusaron de ser indolentes ante la situación y no prevenir el desastre.

El caos se desató una media hora antes de que iniciara lo que se suponía sería una gozosa celebración del inicio de 2015. Al terminar, decenas habían muerto y 47 personas habían sido hospitalizadas, entre ellas 13 personas que sufrieron heridas graves, de acuerdo con el gobierno de Shanghái. Algunas de las víctimas murieron ahogadas, dijo Xia Shujie, vicepresidente del Hospital Popular No. 1 de Shanghái.

El jueves por la tarde, siete de los lesionados habían abandonado el hospital.

Los acontecimientos se produjeron en la Plaza Chen Yi, que se ubica en el área ribereña de la ciudad, conocida como Bund, una avenida con edificios de arquitectura art decó de las décadas de 1920 y 1930, cuando Shanghái era sede bancos internacionales y casas de bolsa. El área suele atestarse de espectadores durante eventos importantes.

Un día después de la tragedia algunos criticaron al gobierno por no mantener el orden en el sitio más concurrido de la ciudad y por la mala comunicación con las familias de las víctimas.

"Nos dijeron que recién habían rescatado a mi hermana y poco después nos llevaron a la morgue, donde estaba desde hacía tiempo", dijo Cai Jinjin, cuya prima Qi Xiaoyan estaba entre los muertos.

Otros familiares de ví­ctimas se quejaron de que las autoridades no les informaron de la letal estampida y que habían sido indolentes ante sus solicitudes de información. En un caso, los parientes de Pan Haiqin, una víctima de 24 años, dijeron que estaban preocupados porque el jefe de Pan les informó que no había ido a trabajar el jueves y luego de viajar varias horas para llegar a Shanghái no obtuvieron respuesta de las autoridades hasta que más tarde confirmaron la muerte de Pan.

En uno de los hospitales donde se atendía a los heridos, la policía llevó fotos de los fallecidos a quienes no pudo identificar, lo que causó que decenas de familiares que aguardaban noticias se apiñaran alrededor de la mesa. No todos podían mirar. Una mujer joven que miró las fotos que alguien tomó con un celular rompió a llorar.

Una vendedora de veintitantos años que se negó a dar su nombre dijo que había estado celebrando el Año Nuevo con tres amigos. "Escuché a gente gritar, alguien se cayó, la gente gritaba 'no corran''', relató. Dijo que no había podido localizar a unos de sus amigos. "Había demasiada gente y no podría mantenerme de pie".

La oficina de información del gobierno local dijo que entre los muertos había un taiwanés, y que otros dos, además de un malasio, estaban entre los heridos.

La agencia oficial de noticias Xinhua citó a una mujer por el apellido Yin que se vio sorprendida con su hijo de 12 años en medio de una multitud que se empujaba para subir y bajar los escalones que conducen a la plaza.

El jueves por la mañana, docenas de agentes patrullaban la zona mientras turistas seguían paseando por la plaza, un pequeño trozo de hierba dominado por una estatua de Chen Yi, el primer alcalde comunista de la ciudad.

Xinhua citó al testigo Wu Tao diciendo que algunas personas se habían abalanzado para agarrar cupones que parecían billetes de dólar con el nombre de un bar que estaban siendo lanzadas desde una ventana de un tercer piso. Dijo que la causa de la estampida sigue bajo investigación.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación