Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Venezuela

Chavistas quieren quitarle 8 diputaciones a la oposición

 Los chavistas piden la suspensión de los opositores por una supuesta compra de votos

El secretario ejecutivo de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba.

El secretario ejecutivo de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba. | Foto por Agencia EFE

El secretario ejecutivo de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba.

CARACAS. El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano admitió recursos interpuestos por el chavismo contra ocho diputados opositores electos en los comicios del pasado 6 de diciembre, lo que amenaza la poderosa mayoría calificada que obtuvo la oposición.

Como “nuevo asunto ingresado” de la Sala Electoral del TSJ figura la impugnación de estos legisladores que resultaron vencedores en seis circuitos electorales, según la web del máximo tribunal.

La lista de los expedientes, conocida ayer, está suscrita por la presidenta de la Sala Electoral, la magistrada Indira Alfonzo Izaguirre.

“La cúpula derrotada introduce ante el TSJ seis nuevos recursos contra la voluntad del pueblo expresada” en los comicios, afirmó este martes el secretario ejecutivo de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba.

Según el dirigente opositor, citado en un boletín de prensa de la MUD, “la Sala Electoral suspendió sus vacaciones para recibir los recursos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV)”.

“En el expediente 2015-000139 se produce un intento de golpe de Estado judicial contra la voluntad del pueblo expresada de manera clara el pasado 6-D. La sala electoral del TSJ estaba de vacaciones desde el 11 de diciembre hasta el 7 de enero, pero insólitamente hoy decidió abrir despacho para recibir un recurso del Psuv contra 22 diputados de la MUD”, dijo Torrealba.

La MUD citó los seis expedientes que afectarían su victoria en circuitos de los estados Amazonas, Aragua y Yaracuy, y en la circunscripción especial indígena de la región sur, que abarca varias entidades federales.

Los recursos incluyen “medida cautelar de suspensión de efectos” para cada caso, lo que evitaría que estos diputados electos ocupen sus curules en la instalación de la nueva Asamblea Nacional el 5 de enero, que será ampliamente dominada por la MUD tras ganar 112 asientos de 167 en disputa frente al chavismo.

Esa mayoría calificada de dos tercios le permitiría a la oposición, entre otras facultades, remover funcionarios, buscar una salida anticipada del presidente, aprobar reformas económicas y una amnistía para presos políticos.

Hace una semana, la MUD ya había denunciado públicamente y ante organismos como Mercosur, OEA y Unión Europea esta ofensiva del oficialismo, calificándole entonces como un “intento de golpe de Estado judicial”.

No obstante, poco después de esa denuncia de la oposición el TSJ aseguró que la Sala Electoral no había recibido ninguna acción judicial de impugnación de los resultados de las elecciones, y advirtió que esas informaciones “malsanas” afectaban el clima de paz del país.

El actual parlamento -dominado por el chavismo y que tiene vigencia hasta el próximo 4 de enero- en sus últimos días convocó a sesiones extraordinarias y el pasado 23 de diciembre designó magistrados al TSJ, órgano que será clave para dirimir las disputas entre la oposición y el oficialismo en la Asamblea .

La MUD evalúa varias estrategias para declarar nula la designación de magistrados, destituirlos, o cambiar la composición del TSJ, explicó Torrealba.

A pocos días de la instalación del nuevo parlamento, el conflicto político tiende a aumentar en una Venezuela ya agobiada con la inflación más alta del mundo -200% en 2015 según cálculos privados- y una severa escasez de productos básicos, lo que Maduro atribuye a una “guerra económica” de empresarios de derecha y la oposición al modelo  oficialista. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación