Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Chapo Guzmán" estaría escondido en Honduras

Así lo afirma al periódico español El Mundo el viceministro de Defensa hondureño, quien explica cómo opera la gente del cártel de Sinaloa.

Joaquín "El Chapo" Guzmán es el narcotraficante más buscado a nivel mundial. Dirige el cártel de Sinaloa. foto edh / archivo

Joaquín "El Chapo" Guzmán es el narcotraficante más buscado a nivel mundial. Dirige el cártel de Sinaloa. foto edh / archivo

Joaquín \"El Chapo\" Guzmán es el narcotraficante más buscado a nivel mundial. Dirige el cártel de Sinaloa. foto edh / archivo

HONDURAS. El Viceministro de Defensa de Honduras, Carlos Roberto Funes, afirmó al periódico español El Mundo que el narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán, podría estar en ese país.

"Funes confiesa en voz alta lo que es un secreto a voces; que el narcotraficante más buscado del mundo viviría en Honduras: "Sí, el Chapo Guzmán podría estar en Honduras", admite a El Mundo", publica el medio en su edición electrónica de ayer.

De acuerdo al diario, el funcionario hondureño reconoce también que la gente de "El Chapo", el cártel de Sinaloa, es quien controla el trasiego de drogas en Honduras.

"Hemos destruido entre 80 y 100 pistas en los últimos tres años pero la gente que vive en el lugar, que se siente parte del negocio, vuelve a repararlas", explica Funes al periódico.

Y agrega que: "Ahora mismo tenemos entre 180 y 200 pistas ilegales en el país. Son pistas de un kilómetro de longitud, pero recientemente encontramos una de 2.5 kilómetros de longitud. Los cárteles se están preparando para traer aviones más grandes".

Para construirlas el narco mueve maquinaria pesada y utiliza baterías de coche que sirven para iluminarlas durante la noche y una vez en tierra la droga llega hasta el mar y sigue camino en lanchas rápidas, añade la publicación.

"Normalmente el avión no les interesa y lo queman. Los narcotraficantes rara vez regresan salvo que sean aviones grandes", explica el hondureño, según cita el medio.

Funes también detalla que "ellos modifican los depósitos de las avionetas y ponen bombas y depósitos internos que van operando para poder volar durante seis horas desde Venezuela o Colombia".

Hace dos meses el Gobierno hondureño puso en marcha la operación Neptuno, una misión sin precedentes destinada a golpear financieramente al cártel de Los Cachiros, reseña El Mundo.

Después de varios meses de investigación la operación se cerró sin ningún detenido y la intervención de 71 cuentas corrientes que estaban vacías. Un ridículo internacional del que el viceministro responsabiliza a EE. UU., dice en la publicación.

Sobre los cárteles que actúan en el país, Funes los describe como organizaciones "cada vez más fuertes y sanguinarias. Unas veces contra nosotros y otras entre ellos".

Según el funcionario, los grupos criminales hondureños "son hijos de los cárteles mexicanos" y ahora se han vinculado a las peligrosas maras (pandillas), lo que las ha dotado de mayor poder de fuego a pesar de la supuesta tregua firmada hace seis meses.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación