Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Francia

Cerrado santuario de Lourdes por inundaciones

La gruta, visitada anualmente por casi 6 millones de peregrinos, es centro de peregrinación desde que una adolescente francesa tuvo una visión de la Virgen María en 1858

El santuario religioso que permanece cerrado por las inundaciones. FOTO AP

El santuario religioso que permanece cerrado por las inundaciones. FOTO AP

El santuario religioso que permanece cerrado por las inundaciones. FOTO AP

Copiosas lluvias en el sudoeste de Francia hicieron necesario cerrar el santuario de Lourdes el miércoles y evacuar a los peregrinos de los hoteles cercanos.

La crecida inundó la gruta en la que casi 6 millones de peregrinos de todo el mundo, muchos de ellos gravemente enfermos, acuden anualmente en busca de una cura milagrosa. Es un gran centro de peregrinación desde que una adolescente francesa tuvo una visión de la Virgen María en 1858.

El alcalde de Lourdes, Jean-Pierre Artiganave, dijo al canal de televisión BFM que el santuario ubicado al pie de los Pirineos franceses no volverá a abrir hasta que pueda ser garantizada la seguridad. El vocero de la diócesis, Mathias Terrier, dijo que esto no ocurrirá antes del fin de semana.

Los servicios de rescate evacuaron a centenares de personas de los hoteles vecinos; las autoridades tuvieron especial interés en trasladar a los peregrinos debilitados y enfermos.

La copiosa lluvia en toda la región inundó el centro de varias poblaciones y aumentó el caudal del Río Pau, por lo que fue necesario cerrar varias carreteras.

"Necesitamos más refuerzos en el área para encarar las inundaciones, que realmente son excepcionales", dijo el ministro del Interior Manuel Valls durante su visita del miércoles a Lourdes. Agregó que días de lluvias continuas y el derretimiento de la nieve empeoraron las inundaciones, dejando a varios poblados aislados.

La página de internet del santuario, que incluye varios edificios y una gruta, mostró escenas dramáticas de la inundación.

El martes se cancelaron las misas gradualmente. Una a una, las entradas al santuario fueron acordonadas. Las tomas de video en directo de la gruta dejaron de funcionar y luego fue cortada la electricidad, seguida por los teléfonos.

"Una visión apocalíptica en la iglesia de Santa Bernadette, donde la gran parte movible corre peligro de derrumbarse. El agua ha superado la escalinata del coro", indicó un aviso.

Terrier dijo que el agua alcanzó una altura de 1.5 metros (5 pies) en la gruta. Un grupo de 3,000 niños que iba a llegar el miércoles no pudo hacerlo. Los voluntarios ofrecieron limpiar el lugar cuando se retiren las aguas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación