Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Un centenar de cadáveres recuperados tras el último naufragio frente a Libia

Barcos libios siguen trabajando en la zona ya se que se cree hay al menos otro centenar de personas desaparecidas. 

Un centenar de cadáveres recuperados tras el último naufragio frente a Libia

Los servicios de guardacostas libios han recuperado ya más de un centenar de cadáveres de personas que anoche se ahogaron en el Mediterráneo al hundirse dos embarcaciones irregulares frente a las costas de Libia, informó a Efe una fuente de Seguridad en la ciudad de Zauara. 

Según la fuente, que prefirió no ser identificada, barcos libios siguen trabajando en la zona ya se que se cree hay al menos otro centenar de personas desaparecidas. 

"Al mismo tiempo, se ha lanzado una operación policial para desmantelar las mafias. Dos traficantes han sido ya detenidos", explicó la fuente, que criticó la falta de cooperación por parte del gobierno en Trípoli, considerado rebelde. 

Las víctimas, en su mayoría personas que huían de la guerra en Siria y el África Subsahariana, viajaban en dos precarias, embarcaciones, una con 50 personas a bordo y otra con cerca de 400 más. 

Responsables del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en el puerto de Zauara explicaron, por su parte, que cerca de 90 cadáveres han sido ya recuperados y enviados al hospital de Zauara, uno de los principales bastiones de las mafias. 

Una cifra que la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) eleva a cerca de 200 pero que no ha sido confirmada aún por las autoridades locales. 

"Uno de los barcos llevaba a 400 personas. Cerca de 200 de ellas procedían de campos de refugio en la provincia de Trípoli", explicó por su parte Basam Gharabli, responsable de inmigración en la ciudad de Sabratha. 

Libia es un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 fuerzas rebeldes apoyadas militarmente por la comunidad internacional lograron derrocar el régimen tiránico de Muamar Gadafi. 

Desde entonces, el país está dividido, con un gobierno rebelde en Trípoli y otro internacionalmente reconocido en Tobruk, que luchan por el control de los recursos naturales apoyados por miembros del antiguo régimen gadafista, islamistas, líderes tribales y señores de la guerra. 

El enfrentamiento es aprovechado por las mafias dedicadas a la inmigración irregular a Europa a través del Mediterráneo, que este año ha costado la vida a más de 2.500 personas, según datos de la ONU. 

Naciones Unidas asegura, además, que más de 310.000 más han logrado alcanzar islas griegas e italianas en el Mediterráneo en 2015, cifra que supone un gran aumento cuantitativo si se compara con las 219.000 que arriesgaron su vida en 2014. 

De las personas que huyen llegadas al continente, 200.000 entraron por Grecia y 110.000 por Italia, precisó la portavoz de la ACNUR, Melissa Fleming. 

La de este viernes es la segunda tragedia humana que padece el Mediterráneo en las últimas 48 horas, después de que el miércoles un barco sueco hallara una embarcación a la deriva con 51 personas muertas que también había partido de Libia. 

El "Poseidon" logró, no obstante, rescatar con vida a cerca de 400 personas, que trasladó al puerto italiano de Palermo. 
Cerca de 5.000 personas han sido salvadas de las aguas solo en los últimos siete días.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación