Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Boston, EE.UU.

Cementerios niegan sepultura a sospechoso de atentados

Dueño de la funeraria dice que pedirá ayuda al Gobierno para encontrar pronto un lugar de descanso para Tamerlan Tsarnaev

Cementerios niegan sepultura a sospechoso de atentados

Cementerios niegan sepultura a sospechoso de atentados

Cementerios niegan sepultura a sospechoso de atentados

Varios cementerios cercanos a Boston se negaron a acoger el cadáver de uno de los supuestos autores del atentado en el maratón en esa ciudad a mediados de abril, informó hoy la emisora CNN citando a las autoridades.

Peter Stefan, propietario de la funeraria, afirma que recurrirá a la ayuda del Gobierno si no logra encontrar pronto un lugar de descanso para Tsarnaev.

"Todo el mundo merece un entierro, no importa de quién se trate", dijo Stefan en una entrevista telefónica el pasado viernes. El propietario de la funeraria asegura que ha sido objeto de duras críticas por su decisión de aceptar el cuerpo de Tsarnaev, y que está preparado para las protestas frente a su negocio, la funeraria Graham, Putnam y Mahoney.

Tamerlan murió en un tiroteo con la policía local cuatro días después del atentado terrorista que acabó con la vida de tres personas y dejó heridas a otra 264.

De acuerdo con la autopsia, el mayor de los hermanos tenía heridas de bala en el torso y las extremidades, así como traumatismos en la cabeza y el cuerpo, ya que fue atropellado en la persecución policial.

Ataques para el 4 de julio

Los jóvenes chechenos tenían previsto inicialmente detonar las bombas el 4 de julio, fecha en la que se festeja la independencia del país, pero cambiaron de planes al tener listos los explosivos antes, indican medios internacionales con información de CNN.

Según la cadena internacional, que citó a fuentes cercanas a la investigación, Tamerlan Tsarnaev, de 26 años y muerto en una persecución con policías, y su hermano Dzhokhar, de 19, detenido por los atentados, planeaban el ataque el 4 de julio.

Según el New York Times, estas revelaciones las hizo Dzhokhar, detenido y hospitalizado cuatro días después de los atentados durante la maratón de Boston tras una espectacular persecución.

Incluso consideraron la posibilidad de realizar atentados suicidas con los explosivos.

Finalmente, Dzhokhar y Tamerlan terminaron de fabricar antes de lo previsto los explosivos caseros en el apartamento del último, que residía en la vivienda con su esposa de 24 años y una hija pequeña.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación