Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Casi 80 personas murieron en Egipto el sábado por la violencia

El último balance de 79 fallecidos significa que 830 personas han muerto en Egipto desde el miércoles en enfrentamientos

Casi 80 personas murieron en Egipto el sábado por la violencia

Casi 80 personas murieron en Egipto el sábado por la violencia

Casi 80 personas murieron en Egipto el sábado por la violencia

Un total de 79 personas en todo Egipto murieron el sábado durante los actos de violencia política y 549 resultaron heridas, dijo el domingo la agencia estatal de noticias MENA, citando datos del gobierno.

El último balance de 79 fallecidos significa que 830 personas han muerto en Egipto desde el miércoles en enfrentamientos entre los partidarios del depuesto presidente islamista Mohamed Mursi y las fuerzas de seguridad.

El gobierno egipcio se reunía el domingo para discutir la grave crisis política del país y el destino de los Hermanos Musulmanes, cuya disolución había propuesto la víspera el primer ministro.

Sin embargo, el viceprimer ministro iba a proponer una forma de salir de la sangrienta confrontación entre las fuerzas de seguridad y los Hermanos Musulmanes del depuesto presidente Mohamed Mursi, en lo que parecía una confrontación de opiniones en el seno del gobierno.

Las organización islamista de los Hermanos Musulmanes está siendo objetivo de una feroz represión por parte del gobierno instalado por el Ejército.

Las autoridades declararon el estado de emergencia y mataron a cientos de personas en redadas el miércoles en dos campamentos de las protestas levantados en El Cairo en demanda de la restitución de Mursi.

Las frenéticas calles de la capital, inusualmente vacías en los dos últimos días, regresaban el domingo a la normalidad, aunque el Ejército mantuvo varias grandes plazas cerradas y decretó un toque de queda durante la noche.

Por la noche, soldados de pie junto a vehículos blindados llevaban a cabo registros en puestos de control, y los vigilantes inspeccionaban los coches en busca de armas.

Los bancos y el mercado de valores reabrieron por primera vez desde la masacre del miércoles, y las acciones se desplomaron un 2.5 por ciento.

"Mientras tengamos derramamiento de sangre en las calles, los inversores regionales y extranjeros no tienen ningún motivo para comprar en Egipto", dijo Amer Khan, director de Shuaa Asset Management en Dubai.

La iniciativa del viceprimer ministro Ziad Bahaa el-Din, un liberal, pide el fin inmediato del estado de excepción, la participación política de todos los partidos y las garantías de los derechos humanos, incluido el de libertad de reunión.

Los Hermanos Musulmanes han dicho que mantendrán las protestas multitudinarias hasta que Mursi, depuesto por el Ejército el 3 de julio después de masivas manifestaciones en su contra, sea liberado de la cárcel y vuelva a su cargo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación