Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Carles Puigdemont, nuevo presidente de Cataluña

Aseguró que buscará la independencia en 18 meses

PLENO INVESTIDURA CARLES PUIGDEMONT

GRA185. BARCELONA, 10/01/2016.- El candidato de Junts pel Sí a la Presidencia de la Generalitat, Carles Puigdemont, pronuncia su discurso en el pleno del Parlament de Cataluña en... | Foto por ms

GRA185. BARCELONA, 10/01/2016.- El candidato de Junts pel Sí a la Presidencia de la Generalitat, Carles Puigdemont, pronuncia su discurso en el pleno del Parlament de Cataluña en el que se debate su investidura como nuevo presidente catalán, como relevo a Artur Mas, tras el pacto alcanzado ayer in extremis entre Junts pel Sí y la CUP. EFE/Toni Albir

El nuevo presidente del gobierno de Cataluña, elegido por el parlamento catalán, se comprometió a continuar los planes de independencia de su predecesor Artur Mas en un plazo de 18 meses.

Carles Puigdemont, quien hasta ahora era alcalde de Gerona, habló en la Cámara regional antes de la votación que lo confirmó como presidente por 70 votos a favor y 63 en contra.

El sábado, Artur Mas abandonó sus aspiraciones a mantener la presidencia regional después de que uno de los partidos políticos fundamentales para la formación de gobierno se negara a darle su apoyo.

Por su parte, el presidente en funciones del gobierno español, Mariano Rajoy, declaró que luchará por la unidad nacional del país.

"El gobierno no permitirá un solo acto que pueda dañar la unidad y soberanía de España", afirmó Rajoy en Madrid.

Rajoy, cuya permanencia como presidente del gobierno español es incierta después de las elecciones parlamentarias no concluyentes del pasado 20 de diciembre, insistió en que quien forme el próximo gobierno español debe tener "una base parlamentaria amplia con la estabilidad y capacidad de hacer frente al desafío separatista".

"Hemos sabido cómo dejar a un lado nuestras diferencias para defender la unidad de 
la nación", sostuvo Rajoy.

Meses de incertidumbre

El presidente en funciones del gobierno español, Mariano Rajoy, prometió preservar la unidad nacional a todo costo.

El futuro del movimiento independentista de Cataluña había sido incierto desde las elecciones regionales del pasado septiembre.

Los partidos proindependentistas que triunfaron en los comicios no lograban ponerse de acuerdo sobre quién debía ser el líder del nuevo gobierno autónomo.

En su discurso, Puigdemont prometió poner fin a las divisiones.

"Hay muchos simpatizantes de la independencia, es verdad, hay muchos más de los que solía haber, muchos más de los que había hace 20 años", manifestó.

"Pero en esta fase tenemos que conseguir legitimidad democrática total, necesitamos más partidarios, y apelo a todos".

El pasado sábado, Mas aceptó retirar su candidature a la presidencia regional porque su nominación condujo a desacuerdos entre el partido anticapitalista Candidatura de Unidad Popular, CUP, y la coalición Junts pel Si (Juntos por el sí), a la que pertenece Puigdemont.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación