Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cárcel a 11 policías por muerte de dos niños en Nicaragua

Los oficiales dispararon contra el auto de una familia durante operativo

CONDENAN OFICIALES

Los policías se habían declarado culpables. | Foto por PRENSA DE NICARAGUA

MANAGUA. Nueve policías en Nicaragua fueron sentenciados ayer a penas de entre 2 y 11 años de prisión luego de ser acusados por la muerte a balazos de dos infantes y una mujer en una fallida operación antinarcótica el 11 de julio pasado. 

Cuatro de los nueve policías fueron acusados de homicidio imprudente, entre ellos el capitán y jefe del grupo, Zacarías Salgado, a quien se le otorgó una pena de cuatro años por ese delito. 

Además se le condenó a tres años de prisión por el delito de lesiones imprudentes, a dos años por exposición de personas al peligro, y otros dos años por daños imprudentes, para una sentencia total de 11 años de prisión. 

Salgado se encontraba a cargo del operativo antidrogas que llevó a cabo la Policía cuando dispararon por error a una familia de siete personas, al confundirlos con narcotraficantes. 

Durante el ataque policial murió una niña, de 11 años de edad, un niño de 13 años, una mujer de 25 años, y quedaron en estado grave un niño de cuatro años y una niña de cinco años, quienes aún se recuperan del hecho. 

En la audiencia preliminar del caso, celebrada el 23 de julio pasado, los policías renunciaron de manera voluntaria a un juicio oral y público, y manifestaron su responsabilidad en los hechos imputados por la Fiscalía. 

Al teniente José Alejandro Fonseca, y al suboficial mayor Javier Saldaña seles acusó de homicidio y lesiones imprudentes, así como daños, para un total de nueve años de prisión cada uno. 

Al teniente Óscar Vargas se le acusó también por homicidio imprudente y daños, otorgándosele un total de seis años de prisión. 

A los suboficiales Augusto Medrano, Osman García, Ernesto Urbina y Harrison Ramírez, se les imputó los delitos de exposición de personas al peligro, con penas de dos años para cada culpable. 

En tanto, al agente suboficial Miguel Ángel Ramos se le otorgó cuatro años de cárcel por exposición de personas al peligro y daños. 

De acuerdo con la juez Cuarto Local Penal, Alia Dominga Ampié, quien leyó la sentencia, las penas por los delitos cometidos se cumplirán de forma sucesiva y siguiendo el orden de gravedad de cada una. 

Asimismo, cada agente policial fue inhabilitado de sus funciones. 

El Ministerio Público había brindado el pasado 17 de julio, una lista de 14 involucrados en el operativo, sin embargo la Fiscalía solo acusó a nueve policías. 

Sobeyda Manzanares, representante legal de la madre y hermana de los fallecidos, dijo que harán uso “de los recursos por considerar que toda la narración por parte de la judicial, no tiene concordancia en cuanto a la calificación jurídica y las penas”. 

En ese sentido, un grupo de personas se manifestaron fuera del Complejo Judicial de la capital nicaragüense, donde se daba lectura de la sentencia, para pedir justicia para las víctimas y otorgarles a los implicados las penas máximas.

Los oficiales nicaragüenses, que esperaban un cargamento de drogas en una zona oscura de la comarca, hicieron parada al vehículo en el que iban las víctimas. Sin embargo, el conductor creyó que se trataba de asaltantes y aceleró, ante lo cual los policías abrieron fuego.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación