Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Caravana ciudadana exige justicia para 43 estudiantes

Proponen crear movimiento contra las desapariciones

Ayer, en el Zócalo, decenas exigieron más información sobre el paradero de 43 estudiantes desaparecidos. foto edh / reuters

Ayer, en el Zócalo, decenas exigieron más información sobre el paradero de 43 estudiantes desaparecidos. foto edh / reuters

Ayer, en el Zócalo, decenas exigieron más información sobre el paradero de 43 estudiantes desaparecidos. foto edh / reuters

MÉXICO. Participantes en la marcha "43x43. Ni un desaparecido más", que caminaron desde el municipio de Iguala hasta Ciudad de México, propusieron ayer la creación de un movimiento nacional para dar voz al pueblo de México y poner fin a la ola de violencia existente en el país.

A su llegada al Zócalo de la capital mexicana y tras una semana de caminata, los integrantes de este movimiento ofrecieron un mitin frente al Palacio Nacional en el que exigieron justicia por la desaparición de los 43 estudiantes en Iguala, en el estado sureño de Guerrero, el pasado 26 de septiembre.

Ese día policías atacaron en esa población a alumnos de la Escuela Rural de Ayotzinapa por órdenes presuntamente del entonces alcalde, José Luis Abarca, detenido a comienzos de este mes junto a su esposa, María de los Ángeles Pineda.

Esa noche murieron seis personas, 25 resultaron heridas y 43 jóvenes fueron detenidos y entregados al cártel Guerreros Unidos, que se encargó de su desaparición, de acuerdo con las investigaciones.

Finalmente, la Fiscalía dio el viernes por muertos a los 43 estudiantes tras detener a los autores confesos del crimen, en medio de la indignación de los familiares de las víctimas, que exigen más pruebas y siguen esperando encontrar con vida a los jóvenes.

El Consejo Estatal de Organizaciones (CEO), integrado por agrupaciones civiles de casi todo el país, fue el promotor de la marcha hasta Ciudad de México, en la que participaron 43 activistas, uno por cada uno de los estudiantes desaparecidos.

En este último tramo, centenares de personas se adhirieron a la iniciativa y en la protesta en el Zócalo sumaron un millar de personas.

El dirigente de este colectivo, Pepe Alcaraz, dijo que la protesta no puede quedarse en hablar hoy o olvidarse mañana, sino que la indignación nacional ha de plasmarse en una acción civil organizada y como fuerza ciudadana.

En el viaje de 7 días y los casi 200 km, se han dado cuenta, contó Alcaraz, que las personas "tienen miedo porque no saben dónde está el límite entre el poder público y la delincuencia".

Sin embargo, esas personas se quedan calladas y quietas, aseguró, pero este es el momento de actuar ya que el caso de Ayotzinapa ha sido "la gota" que colma el vaso.

Por ello, entre otras acciones, están convocando a la sociedad a "construir un padrón ciudadano" para saber cuántos desaparecidos hay y "poder exigirle al Gobierno que dé respuesta por cada uno de ellos", explicó.

Por su parte, el presidente Enrique Peña Nieto condenó ayer la violencia que marcó una serie de protesta el sábado, cuando grupos de manifestantes golpearon y quemaron edificios del Gobierno.

El mandatario habló desde la ciudad estadounidense de Anchorage durante una escala rumbo a una visita a Australia y China, según diarios locales.

Las protestas también se han intensificado luego de que el viernes, al final de una conferencia de prensa para explicar los avances en el caso, el fiscal de México, Jesús Murillo Karam, dijo que no quería responder más preguntar y usó la frase "ya me cansé".

La frase se ha convertido en un grito de guerra de los descontentos con la situación de inseguridad, con mensajes en redes como Twitter que rezan "#YaMeCansé de que nunca lleguemos a castigar a los verdaderos culpables" o "#YaMeCansé de la impunidad".

Algunas de las protestas se dirigían también contra el viaje de Peña a Asia, que algunos críticos han calificado de inapropiado ante la situación en el país. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación