Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Capturan 25 pandilleros de la MS-13 en Italia

Según informaron las autoridades italianas, de los 25 capturados la mayoría son salvadoreños

En la imagen aparece, en círculo, Josué Gerardo Isaac Flores Sotto, 25, alias Kamikaze, considerado el jefe de la banda, junto a otros detenidos (tomado del sitio http://www.ilgiorno.it/milano).

En la imagen aparece, en círculo, Josué Gerardo Isaac Flores Sotto, 25, alias Kamikaze, considerado el jefe de la banda, junto a otros detenidos (tomado del sitio http://www.ilgiorno.it/milano).

En la imagen aparece, en círculo, Josué Gerardo Isaac Flores Sotto, 25, alias Kamikaze, considerado el jefe de la banda, junto a otros detenidos (tomado del sitio http://www.ilgiorno.it/milano).

ROMA. La policía italiana anunció ayer que desarticuló en Milán y arrestó a 25 ciudadanos de origen latinoamericano que pertenecían supuestamente a la mara Salvatrucha (MS-13), considerada por los investigadores una "verdadera organización criminal".

Según informaron los medios de comunicación italianos, los arrestados tienen entre 17 y 36 años y la mayoría de ellos son de origen salvadoreño. También hay de Colombia, Chile y Ecuador.

Agregaron que para lograr reunir la pruebas contra esta pandilla, las investigaciones iniciaron en 2011 a raíz de dos intentos de asesinato: uno en enero, en la parada del metro Duomo y en el siguiente en febrero, en la Vía Pompeo Castelli.

El juez emitió 25 ordenes de arresto, siete de ellas relativas a menores de edad, bajo las acusaciones de asociación para delinquir, atraco, lesiones, asalto contra los miembros de las bandas rivales y posesión ilegal de armas.

Los salvadoreños, según las autoridades, residen en las provincias de Milán, Brescia, Cremona, Novara, Pavia y Monza.

Durante los registros efectuados en el marco de la investigación la policía encontró cuatro machetes que, según los investigadores, pudieron ser utilizados en varios atracos cometidos por la banda, principal medio de su financiación.

La pandilla, según ha explicado el jefe de la brigada de Milán, Alessandro Giuliano, y el jefe de la sección II, Paul Lisi, "tenía como objetivo consolidarse dentro de la comunidad latinoamericana", y para eso recurría a la violencia para imponer su dominio sobre otras bandas y también para autofinanciarse y contribuir al "mantenimiento" de sus miembros, mediante el robo y hurto en las calles y carreteras.

Los investigadores han documentado que los miembros de la MS-13 de Milán estaban en contacto con la pandilla en El Salvador.

Asimismo, en casa de uno de ellos, Josué Gerardo Isaac Flores Sotto, 25, alias Kamikaze, considerado el jefe de la banda, fue hallado un libro con las reglas y la contabilidad del grupo, en la que se anotaban las cuotas de cerca de 100 euros que pagaban sus miembros.

La policía detalló que los integrantes de la banda que no obedecían a las reglas recibían duros castigos, incluidas palizas a los más jóvenes, mientras que las mujeres eran víctimas de abusos sexuales.

Todos los miembros de la banda tenían tatuajes para indicar su pertenencia al grupo y permitir que se reconocieran entre sí.

Esta pandilla es considerada por los especialistas del FBI como una de las más peligrosas del mundo, con más de 100,000 miembros en varios países. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación