Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Capriles le pide al Papa su mediación en Venezuela

En la audiencia privada le explicó al Pontífice que "la situación que vive Venezuela es la más compleja de América Latina", declaró al salir

El Papa Francisco ayer durante la audiencia que concedió a Henrique Capriles, líder de la oposición en Venezuela. foto edh / efe

El Papa Francisco ayer durante la audiencia que concedió a Henrique Capriles, líder de la oposición en Venezuela. foto edh / efe

El Papa Francisco ayer durante la audiencia que concedió a Henrique Capriles, líder de la oposición en Venezuela. foto edh / efe

ROMA. El Papa Francisco y el líder opositor venezolano Henrique Capriles abordaron ayer durante un encuentro en el Vaticano la posibilidad de que la Iglesia sea la promotora de un proceso de diálogo en Venezuela.

"Yo sí creo en la capacidad y poder de convocatoria de la Iglesia y hemos venido a pedir que sea la promotora del diálogo en Venezuela. Tienen con qué hacerlo, la autoridad moral para hacerlo. Tienen la capacidad para llamar a todos", dijo Capriles a los periodistas tras ser recibido en audiencia privada por el pontífice.

Capriles señaló que el Papa escuchó su propuesta y abogó por el "diálogo", toda vez que cree que a través de la Conferencia Episcopal de Venezuela y del cardenal Jorge Urosa Savino se puede establecer una comunicación para ver cómo esa petición puede materializarse.

"Si me piden que les resuma en una palabra el encuentro con su santidad, la palabra del papa fue diálogo", manifestó Capriles, que insistió en el rol que puede desempeñar la Iglesia "en esa promoción" de entendimiento.

Asimismo, el líder opositor venezolano señaló que pidió al Papa que la Iglesia interceda "para que nadie esté preso, que no existan presos de conciencia, presos por pensar de una forma" determinada.

Capriles aseguró que el Papa "está en conocimiento" de la situación que atraviesa Venezuela que, según destacó el político opositor, "es la más compleja de toda América Latina".

Y recalcó que el nuevo secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, quien antes de ocupar este cargo fue nuncio de Venezuela, conoce "muy bien la realidad venezolana" y podrá "ayudar mucho en esa promoción del diálogo".

"Si la Iglesia convoca un diálogo cuando sea, el día que sea. Nosotros estaremos allí", aseveró el líder opositor, quien señaló que esta institución "tiene el poder de convocatoria para promover un diálogo honesto sobre la base de la verdad en Venezuela".

"Por mi país estoy dispuesto a conversar con quien sea y por encontrar una salida democrática a Venezuela, constitucional y pacífica, también estoy dispuesto a conversar con quien sea", declaró.

Relató que en su visita vino "a pedir por Venezuela" y que trajo "mucho amor, mucho cariño y mucho afecto, un mensaje de paz".

"Le dije a su santidad que yo no me acerco a la Iglesia cuando vienen elecciones o cuando me conviene. Soy creyente y tengo mis creencias en mi alma. Los presentes que le trajimos son porque los sentimos", manifestó en respuesta a las críticas de sus detractores que han tachado de oportunista su visita a poco más de un mes de las elecciones municipales que se celebrarán en Venezuela.

Entre los presentes que entregó al pontífice está una imagen de la Virgen de Coromoto, patrona de Venezuela, hecha por los presos políticos del país, junto a una imagen de la Divina Pastora y una máscara de los diablos danzantes de Yare, patrimonio cultural de la Humanidad y que representa el triunfo del bien sobre el mal.

Asimismo, Capriles también le hizo entrega de una imagen de José Gregorio Hernández, que el pueblo venezolano espera que sea elevado a los altares, de la santa Virgen del Valle y de las cartas de venezolanos recolectadas en todo el país. Sobre cómo fue el encuentro, explicó que es algo "difícil de describir" y aseguró que sintió una "gran energía" en el coloquio. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación