Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Capitolio protegido por juramentación de Barack Obama

Los jardines del Capitolio ya están restringidos por un contingente de seguridad y bloqueo con defensas a los ingresos al sector poniente. foto edh / tomás guevara

Los jardines del Capitolio ya están restringidos por un contingente de seguridad y bloqueo con defensas a los ingresos al sector poniente. foto edh / tomás guevara

Los jardines del Capitolio ya están restringidos por un contingente de seguridad y bloqueo con defensas a los ingresos al sector poniente. foto edh / tomás guevara

ESTADOS UNIDOS. Grupos de turistas se agrupan tras las cercas que impiden los accesos a los jardines del emblemático edificio del Capitolio en Washington donde el lunes por la mañana tomará protesta el presidente Barack Obama para su segundo y último mandando.

Los dispositivos de seguridad ya han comenzado en el kilómetro cero de la capital de la nación y de ahí poco a poco empieza a abrirse el perímetro a medida avanzan las horas hasta un cierre literal de la ciudad el lunes por la madrugada que la dejará completamente blindada por cielo y tierra mientras el mandatario toma posesión y recorre la Avenida Pensilvania hacia la Casa Blanca.

La policía del Capitolio tiene vedado el acceso al corazón del Congreso mientras las cuadrillas de trabajadores ultiman detalles en la colocación de miles de sillas, ajustan las tarimas y preparan los accesos especiales por donde entrarán los invitados especiales.

Los congresistas, senadores y altos mandos del gobierno son los únicos que ingresan por dentro del edificio hacia las escalinatas, donde por mandato constitucional toma protesta el mandatario y desde donde se dirige a la nación.

Mientras tanto el Servicio Secreto tomará control de la ciudad desde el domingo por la tarde cuando queden estrictamente reservados los accesos a algunos espacios, principalmente edificios de la Avenida Pensilvania por donde el presidente alterna momentos del recorrido dentro y fuera de la camioneta blindada.

El estado de máxima seguridad en Washington durante la juramentación se debe en parte porque es la única vez que el presidente estadounidense se expone por más tiempo al aire libre con una muchedumbre que podría ascender a más de un millón de personas, muchos de ellos apostados en las calles desde la madrugada sorteando el fuerte clima invernal para ver al mandatario en el desfile presidencial.

Los servicios de transporte de Washington, Metro y buses mantendrán un horario ampliado para dar cobertura a la demanda de pasajeros que se moverán durante la jornada y cuando el cierre de calles y avenidas cercanas al centro de la ciudad estén bloqueadas para vehículos.

Los espectadores que quieran presenciar la toma de posesión de Obama por pantallas gigantes y en vivo en las explanadas del Capitolio deberán llegar vía metro por las estaciones de L'Enfant Plaza, líneas amarilla, verde, azul y naranja hacia el sector sur.

Por el ala norte, la recomendación es salir del metro en la estación de Gallery Place Chinatown o Metrocentro, líneas amarilla, roja, azul y naranja; también por algunas horas el acceso está abierto por la estación Smithsonian, al centro de la explanada.

Los invitados especiales deberán buscar los accesos de entrada hacia los jardines del Capitolio según los colores de tarjetas distribuidos por zonas, y por las calles laterales de frente al Congreso, con las estaciones de metro cercanas de Union Station en la línea roja y Capitol South con la línea azul.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación