Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cámara de Brasil investigará caso de Petrobras

Diputados instalan comisión, cuyos cargos recaen en partidos afines al gobierno; tendrán amplio poder

Obreros protestan ante la sede de Petrobras el 10 de febrero por el caso de corrupción en la estatal. foto edh/archivo

Obreros protestan ante la sede de Petrobras el 10 de febrero por el caso de corrupción en la estatal. foto edh/archivo

Obreros protestan ante la sede de Petrobras el 10 de febrero por el caso de corrupción en la estatal. foto edh/archivo

BRASILIA. La Cámara de Diputados de Brasil instaló ayer una comisión que investigará la corrupción en la petrolera estatal Petrobras y cuyos principales cargos pertenecen a partidos afines al Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff.

La comisión, compuesta por 27 diputados, celebró ayer su primera sesión, en la que fueron elegidos los principales cargos, que recayeron en políticos de la base oficialista.

El diputado Hugo Motta, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), fue elegido presidente y Luiz Sérgio Nóbrega de Oliveira, del Partido de los Trabajadores (PT), relator, cargo que tiene funciones similares a las de un juez instructor.

El grupo tendrá un plazo inicial de 120 días para su investigación, ampliables por otros 60, y abordará las corruptelas supuestamente cometidas en Petrobras desde 2005 hasta la actualidad.

En sus trabajos, la comisión tendrá amplios poderes para convocar a testigos y suprimir el secreto bancario, fiscal y telefónico de cualquier imputado.

El caso de corrupción, también investigado por la Policía, ha resultado en el arresto de varios directivos de Petrobras y de decenas de directores de importantes constructoras que prestaban servicios a la petrolera.

En el escándalo de corrupción en Brasil están ligadas las empresas Odebrecht y Queiroz Galvão, las cuales fueron preseleccionadas en El Salvador durante el gobierno de Mauricio Funes, para ejecutar obras hídricas.

Queiroz Galvão fue contratada para ampliar la presa hidroeléctrica 5 de Noviembre y Odebrecht fue preseleccionada para construir El Chaparral.

La Policía brasileña ha dicho que los empresarios inflaban los precios de los contratos con Petrobras, se repartían parte de ese coste extra con directores de la petrolera y el resto del dinero se distribuía entre decenas de políticos que amparaban las corruptelas, por vías ilegales y legales, como la financiación de campañas electorales.

La primera sesión de la comisión estuvo marcada por la polémica, puesto que el opositor Partido Socialismo y Libertad (PSOL) pidió excluir del grupo a los diputados que, durante la campaña electoral del año pasado, recibieron donaciones por parte de alguna de las constructoras investigadas.

Entre los diputados que recibieron donaciones de las constructoras investigadas se encuentran el presidente y el relator de la comisión, que negaron que haber recibido dinero de las empresas citadas sea incompatible con sus funciones.

"El hecho de haber recibido recursos (financieros), como permite la legislación, de las empresas (investigadas) no me coloca en la condición de su abogado", afirmó De Oliveira.

El relator anunció ayer que pretende convocar a declarar a un exdirector de Petrobras que está arrestado, Pedro Barusco, quien en un interrogatorio a la Policía dijo que las corruptelas se iniciaron hacia la década de los noventa.

El PT, formación de Rousseff, pretende extender las investigaciones a esa época, en la que era presidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), fuerza ahora en la oposición. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación