Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cae el apoyo a la reforma sanitaria de Obama

El 63 % de los ciudadanos cree que su seguro médico será más caro

Desde la izq.: Sasha Obama (hija), Michelle Obama y Barack Obama, durante sus vacaciones de Navidad en Hawai. foto edh /AP

Desde la izq.: Sasha Obama (hija), Michelle Obama y Barack Obama, durante sus vacaciones de Navidad en Hawai. foto edh /AP

Desde la izq.: Sasha Obama (hija), Michelle Obama y Barack Obama, durante sus vacaciones de Navidad en Hawai. foto edh /AP

ESTADOS UNIDOS. El apoyo a la controvertida reforma sanitaria en EE. UU., impulsada por el Gobierno de Barack Obama, ha caído a un mínimo del 35 %, cinco puntos porcentuales menos que hace un mes, según el último sondeo elaborado por CNN/ORC y publicado una semana antes de que comience la nueva cobertura.

La encuesta, basada en 1,035 entrevistas telefónicas llevadas a cabo entre el 16 y el 19 de diciembre, muestra que el 63 % de los estadounidenses considera que su seguro médico será más caro como consecuencia de la nueva ley.

Anoche, precisamente, concluía el plazo para contratar un seguro médico en EE. UU. si se deseaba tener cobertura a partir del 1 de enero, pero la Casa Blanca ha decidido ampliar el plazo 24 horas más. Este último cambio se suma a la larga lista de modificaciones en los plazos que ha efectuado la Administración durante todo el problemático proceso de puesta en marcha de la reforma, con el fin de conseguir el mayor número de inscripciones posibles.

Millones de estadounidenses están exentos, incluso, de este último plazo debido a los problemas técnicos que se registraron en el lanzamiento.

Aquellos que demuestren de buena fe que no han podido contratar un seguro médico por los constantes problemas del portal de contratación de seguros entre octubre y comienzos de diciembre, tendrán hasta el 31 de marzo.

Asimismo, aquellos que tengan un seguro médico privado que no cumpla los requisitos de la reforma sanitaria y estén en riesgo de ver su póliza cancelada no serán multados durante 2014, si no han conseguido contratar un nuevo seguro.

"Anticipándonos a la gran demanda y al hecho de que los consumidores se inscribirán desde distintas zonas horarias, hemos dado pasos para asegurar que aquellos que contraten un plan a lo largo del día de mañana puedan tener cobertura el 1 de enero", informó en un comunicado la directora de Comunicaciones de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid, Julie Bataille. La Administración demócrata calcula que habrá dos millones de registrados.

Pese a los esfuerzos del Gobierno por explicar las bondades de su reforma, el rechazo a la ley creció hasta el 62 % en diciembre, cuatro puntos porcentuales más que en el mes anterior.

El sondeo también muestra que el 42 % de los consultados cree que su cobertura médica será peor a consecuencia de la reforma, mientras que el 16 % dice que la nueva ley será positiva para ellos y un 10 % considera que no les afectará, ni para bien ni para mal.

Mujeres en contra

La oposición a la reforma ha aumentado entre las mujeres, del 54 % de noviembre al 60 % de ahora, una mala noticia para el Gobierno de Obama, que ha dirigido una parte destacada de su campaña por la reforma especialmente a las madres estadounidenses.

Según el sondeo publicado ayer, el 43 % de los ciudadanos se opone a la reforma porque es demasiado liberal y el 15 % lo hace porque no lo es suficientemente liberal.

A pesar de las continuas cifras negativas de apoyo que muestran los sondeos y los problemas logísticos de la reforma, Obama trató el pasado viernes de dejar un mensaje positivo sobre esta legislación antes de irse de vacaciones y confió en que, para el 1 de enero de 2014, habrá dos millones de inscritos.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación