Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Texas, EE.UU.

Buscan víctimas de explosión en planta de fertilizantes

Tres o cuatro bomberos que acudieron al lugar en un primer momento aún están desaparecidos, según la Policía

Los que quedó de la planta de fertilizantes que explotó en Texas. FOTO AP

Los que quedó de la planta de fertilizantes que explotó en Texas. FOTO AP

Los que quedó de la planta de fertilizantes que explotó en Texas. FOTO AP

Grupos de rescate buscaban cuerpos el jueves entre los escombros de una planta de fertilizantes y docenas de hogares devastados por una terrible explosión que causó más de 160 heridos y llevó a evacuar la mitad de una pequeña localidad de Texas.

El sargento de la policía de Waco Patrick Swanton dijo que tres o cuatro bomberos que acudieron al lugar en un primer momento aún están desaparecidos. Se estima que entre cinco y 15 personas murieron.

Las autoridades habían dicho anteriormente que la cifra de muertos podría trepar a medida que avanzara la búsqueda, y que están tratando al lugar de la explosión como una posible escena del crimen.

Un incendio que había comenzado en la planta poco antes de las 20:00 hora local del miércoles provocó posteriormente una explosión que sacudió la localidad de West, ubicada unos 130 kilómetros (km) al sur de Dallas y 32 km al norte de Waco.

El presidente Barack Obama, quien viajó a Boston para asistir a un servicio fúnebre por las víctimas que fallecieron por las bombas en el maratón de esa ciudad, ofreció su apoyo y oró por las víctimas en Texas.

Un testigo del hecho, Kevin Smith, dijo al canal de noticias CBS News que acababa de subir la escalera al segundo piso de su casa cuando escuchó el estallido.

"La casa explotó. Fue un resplandor brillante y un rugido, pensé que era un rayo que impactaba en la casa", dijo Smith. "Sentí que volaba por el aire (...) y me llevó un segundo o dos darme cuenta de que el techo se me había caído encima y que no era un rayo", añadió.

Una tenue lluvia caía y los vientos habían trepado a 35 km por hora el jueves por la mañana, condiciones que podrían complicar las tareas de rescate o provocar más evacuaciones.

"Nunca he visto algo como esto", dijo el jefe policial del condado de McLennan, Parnell McNamara. "Parece una zona de guerra con todos los escombros", agregó.

En el Centro Médico Bautista Hillcrest en Waco quedaron internadas 28 de las más de 100 personas que se atendieron allí, cinco de ellas en la unidad de cuidados intensivos, dijo su vicepresidente de operaciones, David Argueta.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación