Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Brasil es el país más peligroso para periodistas

El Instituto Internacional de Prensa informa que este año han asesinado a 117 comunicadores; el segundo año más letal.

La organización de periodistas indica que en Brasil han matado a seis comunicadores por hacer su labor. foto edh /archivo

La organización de periodistas indica que en Brasil han matado a seis comunicadores por hacer su labor. foto edh /archivo

La organización de periodistas indica que en Brasil han matado a seis comunicadores por hacer su labor. foto edh /archivo

VIENA. El Instituto Internacional de la Prensa (IPI) cifró ayer en 117 los periodistas muertos en 2013 por hacer su trabajo, lo que sitúa este año como el segundo más letal para la profesión desde 1997.

El peor año desde que esta organización que agrupa a directores y editores de prensa de más de un centenar de países inició en 1997 sus cálculos sobre la muerte de periodistas ha sido 2012, cuando fallecieron 132 informadores.

Siria, con 16, es el país en el que más reporteros han muerto este año y Oriente Medio y el norte de África representan las regiones más letales para el periodismo, con un total de 38 profesionales fallecidos allí.

Irak y Filipinas registraron 13 periodistas muertos cada uno y comparten el segundo puesto de los países en los que los informadores están más expuestos.

Asia con 37 reporteros muertos es la segunda región más peligrosa para los periodistas, en la que además de los 13 informadores muertos en Filipinas, destacan los 11 asesinados en India y los 9 de Pakistán.

En América Latina, Brasil es el país más peligroso para los periodistas, con seis informadores muertos por hacer su trabajo en 2013, y el IPI denuncia la impunidad existente en estos asesinatos.

Tanto en México como en Guatemala y Honduras se registraron tres asesinatos, mientras que en Colombia y Paraguay se contabilizaron dos por país, uno en Ecuador y otro en Perú.

En África, el ejercicio de la profesión es especialmente peligroso en Somalia, con ocho muertos, debido al clima de inseguridad y violencia.

El IPI lamenta que, "dejando de lado a las naciones desgarradas por la guerra, muy pocos de los países que han contabilizado desde hace muchos años a un gran número de periodistas muertos han sido capaces de desarrollar mecanismos para garantizar la capacidad de los periodistas de informar con libertad y seguridad". —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación