Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

BRASIL Y BOLIVIA LIMAN ASPEREZAS

BOLIVIA. El presidente Evo Morales ayer, después de reunirse en la víspera con la mandataria brasileña Dilma Rousseff, afirmó que está superado el problema diplomático con Brasil que causó la salida del opositor boliviano Roger Pinto, quien se encontraba asilado en la embajada brasileña en La Paz.

"Ayer (viernes) nos hemos reunido con la compañera presidenta y resuelto el problema. Compañeras y compañeros, nadie nos va a dividir, nadie nos va a confrontar", dijo Morales en una acto público en la sede de gobierno.

"Lamentablemente por un corrupto boliviano intentaron dividirnos y confrontarnos con Brasil", agregó Morales en relación al senador Pinto, un crítico de su gestión.

Morales participó el viernes de la VII reunión de presidentes y jefes de Gobierno de los países miembros de la Unión de Naciones Suramericanas y aprovechó para reunirse con Rousseff, en Surinam.

Pinto permanecía con asilo en la embajada brasileña en La Paz hace más de un año por falta de un salvoconducto que Morales se negó otorgar. Pinto salió de Bolivia hacia Brasil acompañado del encargado de negocios de la embajada brasileña en La Paz.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación