Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Boko Haram casó a las 200 niñas secuestradas

Cabecilla desmiente haber acordado el alto el fuego

Martha Mark llora al mostrar la foto de su hija secuestrada, Monica Mark, en Nigeria. foto EDH /ap

Martha Mark llora al mostrar la foto de su hija secuestrada, Monica Mark, en Nigeria. foto EDH /ap

Martha Mark llora al mostrar la foto de su hija secuestrada, Monica Mark, en Nigeria. foto EDH /ap

NIGERIA El jefe de la secta radical islámica Boko Haram, Abubakar Shekau, terminó con la esperanza de ver libres a las más de 200 niñas secuestradas en una escuela de Chibok, en el norte de Nigeria, tras desmentir que exista un acuerdo de alto el fuego con el Gobierno nigeriano.

En un nuevo vídeo, publicado por el diario nigeriano Premium Times, Shekau negó que el grupo terrorista haya alcanzado un alto el fuego con el Gobierno nigeriano y aseguró que las menores secuestradas hace seis meses ya habían sido entregadas en matrimonio.

"El asunto de las niñas está olvidado porque hace tiempo que fueron casadas", manifestó Shekau, quien avisó de que las menores no volverán con sus familias.

No está claro cuándo fue hecho el video, en el que Shekau también asegura que el grupo radical tiene secuestrado a un alemán.

Informaciones no confirmadas indicaban que las niñas habían sido repartidas en varios grupos y que algunas podrían haber cruzado la frontera a Camerún y Chad.

El jefe de los radicales, cuya muerte ha sido anunciada por Nigeria en varias ocasiones y recientemente desmintió en otro vídeo que hubiera muerto, apareció en otra grabación para negar la existencia de la tregua anunciada por el Ejército el pasado día 17.

Aunque Boko Haram continuó con su campaña de ataques y secuestros en el norte del país desde el día siguiente del anuncio, el gobierno nigeriano afirmaba esta misma semana que continuaba negociando con los terroristas un alto el fuego, que incluiría la liberación de las niñas, que fueron secuestradas el pasado 14 de abril.

El cabecilla, en un mensaje grabado en lengua hausa, advirtió de que los terroristas continuarán luchando contra el Estado nigeriano, según el rotativo local Premium Times.

Como parte de su insurgencia, el grupo ha bombardeado escuelas, iglesias y mezquitas, y asesinado y plagiado a civiles, líderes políticos y religiosos.

Shekau también negó conocer a Danladi Adamu, el hombre que, según el Ejército nigeriano, fue el portavoz de Boko Haram en las negociaciones, algo que pusieron en duda numerosos analistas desde el primer momento.

"No conocemos a ese impostor llamado Danladi Adamu; nunca le pedimos que hablara en nuestro nombre porque en esta guerra no hay vuelta a atrás", aclaró Shekau.

No es la primera vez que las Fuerzas Armadas nigerianas anuncian un alto el fuego con el grupo terrorista que resulta ser incierto, como la muerte de Shekau, que hasta la fecha ha reaparecido en tres ocasiones para confirmar que seguía con vida.

El gobierno del presidente nigeriano, Goodluck Jonathan, que todavía no se ha pronunciado respecto al anuncio de los radicales sobre la inexistencia de una tregua, defendía esta misma semana que continúa negociando con los terroristas.

Boko Haram, cuyo nombre significa en lenguas locales "La educación no islámica es pecado", mantiene una sanguinaria campaña en el país que ha causado la muerte de más de 3,000 personas en lo que va de año, según datos del Gobierno nigeriano. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación