Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Boehner a favor de naturalizar a los "Dreamers"

Los demócratas advierten que se opondrían si la propuesta excluye a personas que no llegaron a EE.UU. en su infancia

Hijos de inmigrantes han pedido en varias ocasiones a la Casa Blanca que detenga deportaciones de familiares. foto edh/InternetEl presidente de la Cámara Baja, el republicano John Boehner, dice que es justo conceder la ciudadanía a los "soñadores".

Hijos de inmigrantes han pedido en varias ocasiones a la Casa Blanca que detenga deportaciones de familiares. foto edh/InternetEl presidente de la Cámara Baja, el republicano John Boehner,...

Hijos de inmigrantes han pedido en varias ocasiones a la Casa Blanca que detenga deportaciones de familiares. foto edh/InternetEl presidente de la Cámara Baja, el republicano John Boehner, dice que es justo conceder la ciudadanía a los \"soñadores\".

WASHINGTON. El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano por Ohio John Boehner, dijo ayer que un proyecto de ley para permitir la naturalización de inmigrantes traídos ilegalmente a Estados Unidos cuando eran niños es "de justicia básica".

Para Boehner es justo conceder la ciudadanía a los "soñadores" o "Dreamers" porque estos llegaron a EE.UU. de la mano de sus padres y "sin su propio consentimiento".

El líder republicano se expresó así en una rueda de prensa en la que se emplazó a sí mismo y a los miembros de su partido, dado que los republicanos tienen la llave del futuro de la reforma migratoria en la Cámara baja.

"Estos niños fueron traídos aquí sin su propio consentimiento y, francamente, están en una situación muy difícil", dijo Boehner, quien reconoció que "muchos" republicanos creen que "hay que resolver esta situación".

El presidente de la Cámara se alía así con otros congresistas conservadores como el líder de la mayoría republicana en la Cámara, Eric Cantor, y el presidente del Comité Judicial, Bob Goodlatte, quienes trabajan en un proyecto de ley que permitiría a estos jóvenes acceder a la ciudadanía.

"Es una cuestión de decencia, de compasión. Si no les dejamos ser ciudadanos, estos niños se encontrarán con que no tienen país", indicó Cantor, quien lanzó una pregunta al aire: "¿Dónde podrían ir si no?"

Boehner indicó que muchos miembros de su bancada consideran que la situación de estas personas debe ser solucionada a través de un proyecto de ley que redacta Cantor, congresista por Virginia, y que será analizado el 23 de julio durante una audiencia prevista por la comisión judicial de la Cámara Baja.

Sin embargo, el representante por Illinois, Luis Gutiérrez, una de las principales voces demócratas a favor de una reforma migratoria integral que incluya la opción de la naturalización para 11 millones de inmigrantes sin papeles, advirtió recientemente que su partido se opondría a que los republicanos busquen permitir la naturalización solamente de los traídos a Estados Unidos durante su infancia, conocidos como "Dreamers", porque excluirían al resto de sus familias.

La mayoría republicana en la Cámara Baja ha rechazado someter a votación el proyecto de ley integral aprobado el mes pasado por el Senado, el cual concede a los inmigrantes sin papeles la opción de la naturalización a cambio de invertir 46 mil millones de dólares adicionales en seguridad fronteriza.

La comisión judicial de la Cámara Baja ya ha aprobado varios proyectos de ley por separado, todos de corte restrictivo a la inmigración ilegal.

Contra muro fronterizo

Boehner habló minutos después de que una veintena de personas se concentrara ayer frente a la Casa Blanca para rechazar que el Congreso sopese legalizar a 11 millones de inmigrantes sin papeles a cambio de militarizar la frontera con México.

Mientras llevaban pancartas y coreaban consignas, los manifestantes caminaron varias cuadras hasta la sede de la Policía de Fronteras y Aduanas (CBP por sus siglas en inglés) para colocar varias cruces en homenaje a los inmigrantes que fallecieron en su intento por cruzar la frontera.

La protesta formó parte de una jornada nacional contra la militarización fronteriza que incluirá concentraciones en otras 10 ciudades estadounidenses bajo la coordinación de la Campaña por una Reforma Migratoria Balanceada, Moral y Responsable (CAMBIO, por sus siglas en inglés).

Y César Vargas, director de una agrupación de Dreamers llamada DRM Action Coalition, calificó como un "paso positivo" el pronunciamiento de Boehner, pero dio a entender que es tardío.

"Los republicanos tuvieron la oportunidad de aprobar el Dream Act en 2010", dijo Vargas a AP, en referencia a la última versión del proyecto de ley que ese año aprobó la Cámara Baja, pero no obtuvo los votos necesarios en el Senado. "Los Dreamers no abandonaremos a nuestras familias", añadió Vargas. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación