Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Biden se reúne con El Salvador, Honduras y Guatemala para hablar de niños inmigrantes

Las autoridades de EE. UU. se han visto desbordadas por la ola de menores inmigrantes hallados solos en la frontera con México

Menores en un centro migratorio de Texas deben compartir áreas con espacios adecuados. foto edh / reuters

Menores en un centro migratorio de Texas deben compartir áreas con espacios adecuados. foto edh / reuters

Menores en un centro migratorio de Texas deben compartir áreas con espacios adecuados. foto edh / reuters

GUATEMALA. El vicepresidente de EE. UU., Joe Biden, se reunirá el próximo viernes con los presidentes de Guatemala y El Salvador, Otto Pérez Molina y Salvador Sánchez Cerén, respectivamente, para discutir sobre el creciente flujo de niños centroamericanos que cruzan las fronteras estadounidenses sin documentos, confirmó ayer el mandatario guatemalteco.

Pérez Molina informó de que también participará en la reunión el coordinador general del gobierno de Honduras, Jorge Hernández Alcerro.

En dicha junta se abordará el tema de los niños migrantes no acompañados, los migrantes en general y la seguridad fronteriza.

Biden manifestará a los tres que la llegada masiva de menores es un "asunto de gran importancia" para Washington y les anunciará medidas humanitarias para "apoyar" a esos países y tratar de resolver las "raíces" de violencia y disparidades socioeconómicas de esta problemática, según explicó, sin entrar en detalles, un alto cargo de la Administración. Al mismo tiempo, el vicepresidente dejará muy claro que, como el resto de inmigrantes indocumentados, estos menores pueden ser objeto de deportaciones.

Por su parte, el jefe de Estado guatemalteco precisó que también incluirá entre los temas a tratar el Estatus de Protección Temporal (TPS).

"Le voy a reiterar al vicepresidente Biden la solicitud para que pueda ser otorgado el Estatus de Protección Temporal a los guatemaltecos que están allá (en Estados Unidos) desde antes de 2011", aseguró Pérez Molina.

El mandatario indicó que actualmente hay 1,552 niños inmigrantes guatemaltecos no acompañados en albergues de la patrulla fronteriza instalados en los estados de Texas y Arizona, en el suroeste de Estados Unidos.

Las autoridades guatemaltecas anunciaron, durante la rueda de prensa, la conformación de una mesa de diálogo de alto nivel, presidida por la primera dama de la nación, Rosa María leal, para enfrentar el problema.

El ministro de Relaciones Exteriores, Fernando Carrera, explicó que se realizará "una campaña de sensibilización" para que los guatemaltecos estén al tanto "de los riegos que existen para los niños al viajar solos a Estados Unidos".

La campaña será lanzada en aproximadamente 15 días, agregó el canciller.

La pobreza y la violencia son las causas que originan estos movimientos migratorios, según organizaciones especializadas en el tema.

Las autoridades guatemaltecas calculan que en Estados Unidos viven alrededor de dos millones de sus compatriotas, el 60 por ciento de ellos de manera ilegal.

Durante 2013, el país norteamericano deportó un total de 50,221 ciudadanos de Guatemala.

Las autoridades de Estados Unidos se han visto desbordadas por la creciente cantidad de niños inmigrantes hallados solos en la frontera con México, precedentes en su mayoría de países centroamericanos como Honduras, Guatemala y El Salvador.

En el año fiscal 2013, que concluyó en septiembre pasado, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de EE. UU. registró unos 24,000 niños que cruzaron la frontera sin compañía, y para mayo de este ejercicio el número se había incrementado hasta los 47,000, sobre todo en la zona de Río Grande (Texas).

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, pidió ayer a Estados Unidos que dé un "trato humanitario" a los niños retenidos en albergues y anunció un plan para identificar a los menores hondureños en ese país norteamericano.

Al menos 3,000 hondureños, incluidos menores de edad, abandonan el país cada mes con la idea de llegar a Estados Unidos por la falta de trabajo o reencontrarse con sus padres en ese país, según organismos de derechos humanos.

Por otro lado, una delegación de El Salvador visita esta semana centros de detención de inmigrantes en Estados Unidos para conocer la situación de los emigrantes salvadoreños, sobre todo de cientos de menores. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación