Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Benedicto XVI entregó ayer el anillo del Pescador

El portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, ha anunciado que la pieza dorada no será destruida, sino que será "anulada" en los próximos días.

Benedicto XVI entregó el anillo de Pescador que ha portado en todo el papado como sucesor de Pedro. Foto EDH / archivo

Benedicto XVI entregó el anillo de Pescador que ha portado en todo el papado como sucesor de Pedro. Foto EDH / archivo

Benedicto XVI entregó el anillo de Pescador que ha portado en todo el papado como sucesor de Pedro. Foto EDH / archivo

El VATICANO. Benedicto XVI entregó ya el anillo del Pescador al cardenal camarlengo para que sea anulado, señal de que su pontificado ha concluido, confirmó ayer el portavoz vaticano, Federico Lombardi, quien agregó que el acondicionamiento de la Capilla Sixtina para el cónclave aún no ha comenzado.

Lombardi precisó que el anillo del Pescador, que simboliza el poder pontificio, y el sello de plomo que usaba Benedicto XVI, fueron entregados a la Secretaría de Estado, que a su vez los entregó este sábado a la Cámara Apostólica, encargada de administrar la Santa Sede cuando no hay papa y que preside el camarlengo, el cardenal Tarcisio Bertone.

Tanto el anillo del Pescador, como el sello, que llevaba inciso el mismo tema, a Pedro tirando las redes para pescar, serán anulados con varias rayas en forma de cruz.

Respecto a la Capilla Sixtina, lugar donde se celebra tradicionalmente el cónclave, Lombardi indicó que los trabajos de acondicionamiento aún no han comenzado, ya que tiene que dar la autorización la Congregación de Cardenales, que se reunirá por primera vez el próximo lunes 4 de marzo.

Los servicios técnicos vaticanos ya tienen todo el material previsto (las sillas, las mesas, la chimenea, etc.,), pero de momento, la capilla Sixtina, que fue llamada por Juan Pablo II "santuario de la teología del cuerpo humano", sigue abierta al público.

A escasas horas del comienzo de las dos primeras congregaciones de cardenales preparatorias del segundo cónclave del tercer milenio (el primero fue el de 2005), siguen llegando los purpurados a Roma, donde ya se encuentran más de 141 de los 207 que componen el Colegio Cardenalicio.

Este fin de semana los cardenales no tienen ninguna reunión oficial, pero aprovecharán para mantener entrevistas privadas, comentar la situación de la Iglesia y diseñar el perfil que tiene que tener el próximo papa, que, según coincide la mayoría, debe ser "relativamente joven", para guiar con energía la barca de Pedro.

Ya el lunes, la primera congregación de cardenales comenzará a las 9:30 hora local (2:30 a.m. hora en el ES) y la segunda a las 5:00 de la tarde (11:00 a.m. hora ES). Todas las reuniones de los purpurados se celebrarán en el Aula Nueva del Sínodo, en el complejo del Aula Pablo VI. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación