Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

China

Un bebé dado por muerto despertó y comenzó a llorar antes de ser cremado

Nació el 8 de enero y fue declarado muerto un mes después. En la morgue y a 12 grados bajo cero, volvió de la muerte

An An tiene tan solo un mes.

An An tiene tan solo un mes. Hace cuatro días fue declarado muerto por los médicos.  | Foto por elsalv

An An tiene tan solo un mes. Hace cuatro días fue declarado muerto por los médicos. 

CHINA. Será conocido como "el milagro de An An". Es que ese es el nombre que sus padres eligieron para identificar al pequeño recién nacido que fue dado por muerto por los médicos de una clínica de la provincia china de Zhejiang 4 de febrero.

An An nació el 8 de enero de forma prematura y los profesionales realizaron todo tipo de tareas para mantenerlo con vida. Sin embargo, un mes después declararon su muerte cerebral, lo que provocó una inmensa tristeza en toda su familia y en los médicos del hospital donde se encontraba que ya habían tomado cariño por la criatura.

Minutos después de su supuesta muerte fue llevado a una cámara refrigerada donde su cuerpo fue mantenido durante 15 horas a una temperatura de 12 grados bajo cero. Al cabo de ese tiempo, el recién nacido despertó y quienes custodiaban la habitación escucharon su llanto. El pequeño An An fue llevado nuevamente a la sala de cuidados intensivos del Hospital del Pueblo de Pan'an, en la ciudad Jinhua, de esa provincia china.

An An nació el pasado 8 de enero de forma prematura pesando tan solo 1,390 kilos. Los médicos se desesperanzaron respecto a la posibilidad de que prosperara en tales condiciones. Pasó 23 días en una incubadora momento en el que su familia decidió llevarlo a su casa para festejar el Año Nuevo Chino. Fue en ese momento cuando su frágil condición comenzó a deteriorarse.

Dos días después su padre, identificado con el nombre de Lu, lo llevó a emergencias del mismo hospital donde le detectaron una insuficiencia cardíaca y fue declarado muerto. Una vez emitida la partida de defunción, el padre lo llevó a una casa funeraria donde fue colocado en una morgue a una temperatura de 12 grados bajo cero.

Quince horas después de estar en ese lugar, uno de los trabajadores escuchó un llanto proveniente de la bolsa en la cual yacía An An. El pequeño estaba a pocos minutos de ser cremado. El jefe de Pediatría del Hospital del Pueblo Pan'an relató a los periodistas: "Fui pediatra durante 20 años y nunca había visto algo así". Tildaron el hecho como un verdadero "milagro". El milagro de An An.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación