Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Balacera entre policías deja cinco heridos en México

Autoridades de Oaxaca indicaron que los cinco agentes fueron heridos en las piernas con esquirlas de las balas disparadas por un grupo de agentes amotinados y que sus vidas no corren peligro

Balacera entre policías deja cinco heridos en México

Balacera entre policías deja cinco heridos en México

Balacera entre policías deja cinco heridos en México

Una revuelta de policías estatales que por cerca de dos semanas han reclamado presuntas irregularidades laborales dejó el viernes a cinco agentes federales heridos en el estado sureño mexicano de Oaxaca.

El gobierno de Oaxaca señaló en un comunicado que entre 250 y 300 policías se mantienen atrincherados desde hace 13 días en el cuartel policial de la comunidad de Santa María Coyotepec en demanda de incremento salarial y mejores condiciones laborales, pero el viernes los amotinados dispararon contra agentes federales y estatales que intentaban desalojarlos.

El gobierno estatal señaló que los cinco policías fueron heridos en las piernas con esquirlas de las balas disparadas por los amotinados y que sus vidas no corren peligro, aunque algunos de los atrincherados aseguraron que los federales fueron quienes dispararon.

"La Policía Federal intentó meterse por la puerta principal, pero reaccionaron los compañeros y empezó el enfrentamiento", dijo un agente estatal dentro del complejo y que sólo se identificó como Luis por temor a represalias.

Los policías estatales amotinados también retuvieron a por los menos tres agentes federales, pero horas después los liberaron. El cuartel se localiza sobre una carretera, a unos 20 minutos de la ciudad colonial de Oaxaca.

"No disparamos", aseguró brevemente Mauricio Villela, uno de los tres policías federales retenidos por al menos siete horas. Dijo que no fue golpeado.

Santa María Coyotepec se localiza cerca de la ciudad de Oaxaca, a unos 460 kilómetros al sureste de la capital mexicana.

La autoridad estatal refirió que al interior del cuartel hay 3.434 armas largas y cortas y cerca de 500.000 cartuchos de diferentes calibres.

Víctor Altamirano, comisionado estatal de seguridad, dijo en Milenio televisión que con el operativo también se buscaba evitar que los amotinados hicieran mal uso de las armas.

Sin embargo, Jeyco Pérez, el policía identificado por el gobierno de Oaxaca como líder de los amotinados señaló también en Milenio que ninguno de sus compañeros ha usado las armas, las cuales están en depósitos con sellos.

El agente estatal dijo que sólo tienen escudos para defenderse y aseguró que ellos no dispararon.

Poco antes del mediodía, unas cincuenta personas identificadas como pobladores de Coyotepec se pararon frente al cuartel para manifestar su apoyo a los agentes estatales, mientras los policías federales que habían participado en la operación se replegaron y luego se retiraron de las inmediaciones.

"Apoyo total a la policía", "No represión", se leía en algunas de las pancartas que portaban.

Los amotinados colocaron un camión y vallas metálicas a la entrada del cuartel para evitar el acceso. Una periodista de The Associated Press vio que los policías estatales portaban palos y escudos, aunque no observó que portaran armas de fuego.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación