Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Bachelet hace un drástico cambio de gabinete

Presidenta deja fuera a dos hombres de confianza

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, pasa ayer junto a su gabinete ministerial durante la ceremonia de juramento celebrada en el Palacio de La Moneda, en Santiago. foto edh / EFE

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, pasa ayer junto a su gabinete ministerial durante la ceremonia de juramento celebrada en el Palacio de La Moneda, en Santiago. foto...

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, pasa ayer junto a su gabinete ministerial durante la ceremonia de juramento celebrada en el Palacio de La Moneda, en Santiago. foto edh / EFE

SANTIAGO. La presidenta Michelle Bachelet realizó ayer un profundo ajuste ministerial que alcanzó a su jefe de gabinete y al ministro de Hacienda, para frenar la severa crisis de credibilidad hacia la clase política y el gobierno de Chile.

La mandataria desplazó a nueve de sus 23 ministros, incluyendo a los llamados ministros políticos, y mantuvo su línea de incluir a políticos jóvenes y con poca experiencia.

Reemplazó a su jefe de gabinete Rodrigo Peñailillo por su ministro de Defensa, Jorge Burgos, y de Hacienda sacó a Alberto Arenas y nombró en su lugar a Rodrigo Valdés, un economista de 48 años que hasta el lunes presidía el directorio del Banco del Estado.

Es la primera vez desde el retorno a la democracia en 1990 que un mandatario pide la renuncia a su ministro de Hacienda.

"Hoy chilenos y chilenas sabemos que lo que prometemos lo cumplimos, aunque las circunstancias sean adversas", dijo Bachelet al presentar a su remozado gabinete.

Luego añadió: "Hoy es tiempo de dar un nuevo impulso a la realidad del gobierno y en esta nueva fase tanto exigente como inspiradora se requiere renovar energía y rostros nuevos".

Bachelet renueva su equipo de trabajo a 14 meses de empezar su segundo mandato, en marzo de 2014, ante una crisis política debido a casos de corrupción en el gobierno y el reto de elevar su popularidad que ha alcanzado mínimos históricos.

La caída de Peñailillo se debió a su descrédito al conocerse que antes de llegar al gobierno asesoró a un criticado operador político oficialista que recaudó millonarios fondos de SQM, una empresa de un exyerno de Augusto Pinochet. Varios directivos de SQM son investigados por financiamiento ilegal y delitos tributarios.

Pero el descrédito la alcanzó directamente tras divulgarse que su hijo, Sebastián Dávalos, y su nuera estaban involucrados en un negocio inmobiliario que le reportó millonarias ganancias y que está siendo investigado por tráfico de influencias y uso de información privilegiada.

El único ministro confirmado en el cargo es el canciller Heraldo Muñoz, quien negocia la anulación de una demanda de Bolivia contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia en Holanda.

Los nuevos ministros entran a las carteras de Interior, Hacienda, Secretaria General de la Presidencia, Secretaría General de Gobierno, Defensa, Justicia, Trabajo, Desarrollo Social y Cultura y las Artes.

Bachelet cambió a sus ministros en momentos en que la popularidad y aprobación a su gestión se encuentran en los mínimos históricos de sus dos gobiernos. Según una encuesta del Centro de Estudios Públicos sólo el 29 % aprueba cómo está conduciendo el gobierno, mientras que el 56 % lo desaprueba.

La mandataria dijo que en esta nueva fase de su gobierno se necesitan caras nuevas "al frente de las tareas que hemos comprometido al país y que la ciudadanía nos demanda".

La mandataria tiene mayoría en el Congreso y aunque aprobó reformas tributarias, electorales y una parte de la educativa, ahora enfrenta el descontento de trabajadores y estudiantes hacia los proyectos que los afectarán.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación