Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Aumenta cifra de víctimas del terremoto de Nepal

A seis días del movimiento telúrico las autoridades no han podido llegar a las aldeas más remotas

Aumenta cifra de víctimas del terremoto de Nepal

Aumenta cifra de víctimas del terremoto de Nepal

Aumenta cifra de víctimas del terremoto de Nepal

El número de víctimas del terremoto de Nepal sigue subiendo, con más de 6.200 muertos y 14.000 heridos, al igual que la preocupación por la magnitud del desastre en las aldeas más remotas, a las que todavía no se puede llegar seis días después del seísmo que asoló el país del Himalaya.

El Ministerio del Interior nepalí situó hoy en 6.204 el número de fallecidos y en 13.932 el de heridos, con 1.106 muertos sólo en la capital Katmandú, el área más accesible para los equipos de rescate y donde la ayuda humanitaria se distribuye con mayor facilidad.

La responsable de Naciones Unidas para las emergencias humanitarias, Valerie Amos, dijo en su cuenta oficial en Twitter que "es desgarrador ver aldeas enteras en la cresta de las montañas destruidas. Es casi imposible llegar hasta ellos".

Amos, que se encuentra desde ayer en Katmandú para evaluar la situación y asegurar la distribución de la ayuda, tuvo palabras de ánimo para los servicios de rescate que trabajan al límite y "ayer lograron rescatar a 15 personas bajo los escombros".

La última persona rescatada de la que se ha tenido noticia fue una mujer de 24 años, liberada anoche por equipos de rescate de Nepal, Israel y Noruega tras permanecer 128 horas atrapada bajo los escombros de un edificio en Katmandú.

Krishna Kumari Khadka se encontraba atrapada en la planta baja de la pensión Janasewa en la zona de Gongabu de la capital y fue liberada tras nueve horas de trabajo, dijo el inspector de Policía Debi Prasad Poudel al diario local My Republica.

Kumari es el último rescate en situaciones inverosímiles, después de que ayer un niño de 15 años, Pemba Lama, fuese rescatado entre vítores 120 horas después de quedar aprisionado en las ruinas del edificio de siete plantas en que trabajaba en una pensión también en el área de Gongabu.

La "niña diosa" de Nepal, conocida como "Kumari", sobrevivió al seísmo.

"Tenía los ojos cerrados, como si estuviera en trance, y nos dijo que nada nos pasaría" durante el terremoto, afirmó Ramesh Bajracharya, padre de la "Kumari" de siete años Yunika, según recoge hoy la revista local Nepali Times.

Yunika y su familia se encontraban en casa cuando el seísmo comenzó a sacudir la vivienda, situada en la zona histórica de la localidad de Patan, en el Valle de Katmandú, donde se derrumbaron numerosos templos declarados patrimonio de la Unesco.

En las montañas, un grupo profesional de escaladores ha iniciado una misión de emergencia para ayudar a los sherpas, los guías locales en la cordillera del Himalaya, afectados por el terremoto.

El equipo, dirigido por el montañero neozelandés Mal Haskins, incluye una quincena de doctores y personal sanitario, cuyo objetivo es atender las necesidades de las víctimas hasta que la ayuda llegue a las zonas más remotas, según la prensa australiana.

El terremoto del pasado sábado de 7,8 grados de magnitud en la escala abierta de Richter ha sido el de mayor magnitud en Nepal en 80 años y el peor en la región en una década desde que en 2005 otro seísmo ocasionara más de 84.000 muertos en Cachemira.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación