Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ataque de terroristas en Nairobi acaba con 68 muertos

Las autoridades afirman haber rescatado a la mayoría de rehenes

Ataque de terroristas en Nairobi acaba con 68 muertos

Ataque de terroristas en Nairobi acaba con 68 muertos

Ataque de terroristas en Nairobi acaba con 68 muertos

KENIA. El Gobierno dijo ayer que sus fuerzas de seguridad controlaban buena parte del centro comercial de Nairobi donde unas 68 personas murieron en un ataque del grupo terrorista somalí al Shabaab, pero los militantes parecían tener consigo algunos rehenes, mientras el asedio entraba hoy a su tercer día.

En referencia a un operativo que todavía estaba en curso desde ayer, luego del tiroteo en el centro comercial de Westgate a mediodía del sábado que desató la crisis, un portavoz militar dijo que la mayoría de quienes estaban en el complejo ya habían sido liberados.

El centro comercial de Westgate, uno de los más lujosos de Nairobi, es también uno de los más concurridos por la comunidad internacional en la capital keniana y, los fines de semana, gran número de extranjeros acuden al lugar a almorzar o hacer sus compras en el gran supermercado y las numerosas tiendas que aloja.

El oficial no mencionó la muerte o captura de militantes, pero dijo que los comandantes esperaban finalizar la operación "muy, muy pronto". Periodistas de Reuters fuera del centro comercial escucharon tiroteos y una explosión.

No estaba clara la situación de las personas retenidas, que de acuerdo con reportes llegarían a una docena, ni de los hombres armados atrincherados en un supermercado del comercial.

Al Shabaab en Somalia dijo que sus combatientes exigen a Kenia que retire sus tropas del país del Cuerno de África, donde han puesto al grupo vinculado a Al Qaeda a la defensiva en los últimos dos años.

El asalto fue el mayor ataque en Kenia desde que Al Qaeda en el Este de África bombardeó la embajada estadounidense en Nairobi en 1998, matando a más de 200 personas. En 2002, la misma célula extremista atacó un hotel de propiedad israelí en la costa e intentó derribar un avión israelí en un atentado coordinado.

"Buena parte de los rehenes han sido liberados y las fuerzas de defensa de Kenia han tomado control de la mayoría de las partes del edificio", dijo un portavoz militar, el coronel Cyrus Oguna, a la cadena de KTN.

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, que ha prometido ser firme ante los terroristas somalíes, fue cauteloso sobre el resultado de la crisis al decir que las posibilidades de que los atacantes sean "neutralizados" eran "tan buenas como podríamos esperar".

Además de las víctimas, más de 175 personas resultaron heridas en el ataque. En el transcurso del día fueron saliendo algunas personas que habían estado atrapadas en el centro comercial.

Los Gobiernos de Londres, París, Perú, Nueva Delhi, Lima, Pekín, Pretoria, Canadá y Accra han confirmado la muerte de ciudadanos de sus países (11 en total), mientras que Washington ha dicho que varios estadounidenses resultaron heridos. Entre las víctimas también hay niños. Un sobrino del presidente de Kenya murió junto a su prometida en el asalto.

Pesadilla

El foco de la atención ayer en el mall estaba puesto en el supermercado Nakumatt, una de las cadenas minoristas más grandes de Kenia donde los terroristas se ocultaron junto a los rehenes. Un voluntario de la Cruz Roja, que afirmó que el número de muertos se elevó a 68, dijo que nueve personas más fueron retiradas de una tienda ayer tarde.

Un portavoz de la policía señaló que se teme que el número final de víctimas crezca mucho más "a juzgar por los cuerpos que aún quedan en el interior". Los supervivientes coinciden en este diagnóstico y hablan de que en los suelos del recinto se encuentran muchos cadáveres abatidos por los disparos indiscriminados. Es una "masacre" y una "situación de guerra", dijeron supervivientes.

"Había sangre por todas partes. Dos mujeres que se escondieron bajo un coche junto a mi lado tenían heridas de bala en sus piernas", relató una mujer evacuada.

Los clientes y trabajadores del centro comercial buscaron esconderse y resguardarse del baño de balas en cualquier sitio y así, muchos estuvieron horas y horas, hasta que los agentes de seguridad lograron localizarlos y sacarlos. Rostros desencajados, lloros y gritos de los que salían.

Tras más de 30 horas de asedio, el Gobierno de Kenia aceptó la oferta de ayuda internacional y a media tarde de ayer, según algunos medios, unidades de élite del Ejército israelí y de EE.UU. se unieron a la operación de rescate. Algunos testigos han asegurado que se ha oído al menos dos detonaciones en el interior del centro y ráfagas de disparos.

Al cierre de esta nota, según indicaron terroristas de Al Shabab, tres de los atacantes residieron en EE. UU. citó el canal CNN.

El medio no aclaró si esos tres atacantes tienen nacionalidad estadounidense, solo que dos residieron en Minesota y otro en Misuri, zonas del Medio Oeste donde hay una importante población inmigrante del Cuerno de África . —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación