Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Atacante en cine de Louisiana era un "vagabundo"

Un hombre blanco de 59 años fue el autor del tiroteo que acabó con la vida de dos jóvenes de 21 y 33 años antes de suicidarse al verse acorralado.

Policía no revelará identidad de pistolero de Lafayette

El pistolero sería un hombre blanco de aproximadamente 58 años quien posteriormente se quitaría la vida. Cortesía de Univisión.

El hombre que se puso de pie cuando habí­an pasado unos 20 minutos de haber comenzado la proyección de una pelí­cula en una sala de cine abarrotada de la ciudad de Lafayette, Louisiana, y que comenzó a disparar contra los asistentes, matando a dos personas, fue descrito como un vagabundo de Alabama, a quien la policí­a frustró sus planes de escape luego que los agentes llegaron casi de inmediato, informaron las autoridades el viernes.


El ataque ocurrió la noche del jueves durante la proyección de la pelí­cula "Trainwreck". Al menos otras nueve personas resultaron heridas antes de que agresor se suicidara, dijeron las autoridades.


El atacante, identificado como John Russel Houser, de 59 años de edad, disparó una pistola al menos 13 veces, dijo la policí­a.
El individuo habí­a aparcado su coche cerca de la salida del cine y trató de escapar mezclándose entre la multitud que huí­a, pero se dio la vuelta cuando vio a la policí­a ingresando desde el estacionamiento, agregaron las autoridades. Los agentes que lo seguí­an escucharon luego un solo disparo y lo encontraron muerto en el interior de la sala, informó la policí­a.


"La respuesta rápida de las fuerzas del orden lo obligó a regresar a la sala", dijo el jefe de policí­a de Lafayette, Jim Craft.
Las autoridades no dieron a conocer cuál habrí­a sido la motivación del agresor. Dijeron que Houser estaba en la zona de Lafayette desde principios de julio, alojándose en un motel donde encontraron disfraces, incluso gafas y pelucas. Su automóvil, un Lincoln Continental 1995, tení­a una matrí­cula que no coincidí­a con el coche.


La policí­a dijo que el pistolero estaba solo y que comenzó la balacera al disparar contra las dos personas sentadas frente a él. Las ví­ctimas fueron identificadas como Jillian Johnson, de 33 años de edad, y Mayci Breaux, de 21.


Una espectadora en el lugar describió el caos diciendo que un hombre blanco mayor se puso en pie unos 20 minutos después de que comenzara la proyección de las 19.10 de la pelí­cula "Trainwreck" en la sala 16 y comenzó a disparar.
"Escuchamos un estallido fuerte que creí­mos fue un petardo", dijo Katie Domingue al diario The Advertiser.
"No estaba diciendo nada. Tampoco escuche a nadie gritar", agregó Domingue, que agregó que escuchó aproximadamente seis disparos antes de que ella y su prometido corrieran hacia la salida más cercana, dejando atrás los zapatos de ella y su bolso.


Los relatos heroicos comenzaron a surgir de inmediato. El gobernador y aspirante a candidato presidencial, Bobby Jindal, que viajó al lugar poco después de los hechos, dijo a periodistas que un profesor que estaba en la sala se puso delante de otra maestra, recibiendo una bala que habrí­a acabado en el cuerpo de ella. Ella logró accionar entonces la alarma de incendios para alertar a los demás.
"Su amigo literalmente saltó sobre ella y, por su relato, de hecho le salvó la vida", dijo Jindal.


El presidente Barack Obama fue informado del tiroteo por Lisa Monaco, su asesora de seguridad nacional, mientras el mandatario viajaba a ífrica a bordo del avión Air Force One. Obama pidió seguir informado sobre investigación y el estado de los heridos y ofreció su pésame y oraciones a la comunidad y a las familias de las ví­ctimas.


Nueve personas, desde adolescentes hasta personas de más de 60 años resultaron heridas, dijo Craft. Al menos uno de ellos estaba en estado crí­tico e iba a ser intervenido en un hospital de la zona, agregó. El estado de los demás no estuvo disponible de inmediato.
Craft dijo en una conferencia de prensa previa que el hombre tení­a antecedentes penales pero no dio detalles.


El coronel de la policí­a del estado de Louisiana, Mike Edmonson, dijo que durante el tiroteo habí­a unas 100 personas en el cine. Apuntó que la policí­a cree que el hombre disparó solo en la sala y que no habrí­a actuado antes en otro lugar.


La policí­a identificó algunos objetos sospechosos dentro del automóvil del agresor y que un perro detector de explosivos "señaló tres puntos distintos" del coche, por lo que se movilizó a un equipo especializado en bombas. No se hallaron explosivos en el coche ni en el cine.


La actriz Amy Schumer, protagonista del filme que se proyectaba en la sala durante los disparos, dijo en Twitter: "Mi corazón está roto y todos mis pensamientos y oraciones están con todo el mundo en Louisiana". 

El gobernador Jindal calificó el tiroteo de "noche terrible para Louisiana". "Todo lo que podemos hacer ahora es orar", dijo Jindal, quien se reunirá con las familias de las ví­ctimas. "Podemos abrazar a esas familias. Podemos colmarlos de amor, pensamientos y oraciones".

El tiroteo ocurrió tres años después de que James Holmes ingresara a un cine atestado en los suburbios de Denver y disparara durante el estreno de una pelí­cula de Batman, una agresión en la que murieron 12 personas y 70 resultaron heridas.

"Mi corazón está roto y todos mis pensamientos y oraciones están con todo el mundo en Louisiana": actriz Amy Schumer, protagonista del filme que se proyectaba en la sala durante los disparos.
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación