Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Aspectos técnicos retrasan las negociaciones entre europeos y Grecia

La vocera del gobierno griego Olga Gerovasili restó importancia a las versiones de que los negociadores europeos no arribarán antes del sábado, cuando mucho, por razones de seguridad. 

Aspectos técnicos retrasan negociaciones con Grecia

El primer ministrio griego, Alexis Tsipras, maniobra para mantener en marcha la economía del país. | Foto por elsalv

Las conversaciones de alto nivel entre Grecia y sus acreedores europeos sobre un tercer paquete de rescate financiero para el paí­s necesitado de dinero en efectivo quedaron postergadas hasta que se resuelvan ciertos aspectos técnicos, dijeron las autoridades el viernes.


La vocera del gobierno griego Olga Gerovasili restó importancia a las versiones de que los negociadores europeos no arribarán antes del sábado, cuando mucho, por razones de seguridad. Se esperaba que llegaran el viernes.


La demora se debe a "aspectos técnicos" y la seguridad no es problema, aseguró.


"Grecia es un paí­s seguro", dijo Gerovasili. "Ambas partes están tratando de acelerar el inicio de las conversaciones".


Un funcionario europeo, que habló bajo la condición de anonimato por tratarse de negociaciones difí­ciles, dijo que se efectuaban los preparativos finales sobre la estructura de las conversaciones, pero que Grecia y representantes de los acreedores ya discutí­an los aspectos técnicos.


Grecia está tratando de asegurar su tercer rescate en cinco años. Se espera que el rescate financiero más reciente del paí­s traiga 85.000 millones de euros (93.000 millones de dólares) al paí­s helénico durante más de tres años. Sin el dinero, Grecia enfrentará una quiebra inminente y podrí­a tener que abandonar el euro como moneda común.


La esperanza es que las conversaciones de rescate —listas para comenzar después que el Parlamento griego aprobó las medidas exigidas por los acreedores europeos— concluirán antes del 20 de agosto, cuando Grecia tiene que hacer un pago de sus deudas por unos 3.200 millones de euros (3.500 millones de dólares) al Banco Central Europeo.


El último obstáculo que Grecia tuvo que saltar antes de que las conversaciones pudieran reanudarse se produjo en la madrugada del jueves, cuando los legisladores griegos aprobaron un paquete de reformas judiciales y bancarias. Una semana antes, el Parlamento aprobó una legislación que introduce alzas empinadas al impuesto a las ventas.


A pesar de una revuelta en las filas de Syriza, su propio partido radical de izquierda, el primer ministro Alexis Tsipras logró que ambos conjuntos de reformas fueran aprobadas con la ayuda de los partidos de oposición.


Mientras se aguarda el inicio oficial de las negociaciones de rescate, altos funcionarios del ministerio de Finanzas y de los bancos se reunieron el viernes con lí­deres empresariales para analizar las formas de facilitar las transacciones financieras luego de la imposición de controles de capital el mes pasado.


Los bancos reabrieron el lunes después de haber estado cerrados durante más de tres semanas, aunque para transacciones limitadas. Los retiros diarios en los cajeros automáticos siguen limitados a 60 euros (65 dólares) por cada titular de la cuenta.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación