Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a periodista de una revista en Perú

Según su padre, en diciembre de este año se iba a graduar el joven informador.

El periodista Fernando Raymondi, de 22 años, de la revista Caretas. foto edh / facebook

El periodista Fernando Raymondi, de 22 años, de la revista Caretas. foto edh / facebook

El periodista Fernando Raymondi, de 22 años, de la revista Caretas. foto edh / facebook

LIMA. El periodista Fernando Raymondi, 22 años, de la revista Caretas fue asesinado por dos hombres y la policía investiga si el hecho está relacionada con su trabajo.

La revista Caretas confirmó ayer de la muerte de Raymondi, quien colaboraba en una investigación de su editor Américo Zambrano sobre varios asesinatos por encargo en una zona del sureste de Lima donde el padre del periodista vivía y administraba una pequeña bodega de productos alimenticios. La investigación periodística aún no ha sido publicada.

Zambrano dijo que Raymondi estaba de visita en la bodega de su padre a las 8:10 p.m. del domingo conversando con un amigo cuando "llega una mototaxi con dos tipos quienes se bajan y se dirigen al amigo y le dicen 'lárgate'''.

Tras disparar en el tórax al periodista, los dos hombres huyeron. Un grupo de personas auxilió al padre de Raymondi quien tuvo que arrastrar a su hijo herido hasta la calle. El periodista no soportó la herida y murió en el trayecto hacia el hospital, dijo Zambrano.

Caretas dijo en su sitio de Internet "la muerte violenta de Fernando Raymondi entristece a sus compañeros y merece una exhaustiva investigación de las autoridades".

Raymondi es el segundo periodista asesinado en 2014. Donny Buchelli, un periodista radial independiente, 58 años, fue hallado muerto en julio en su casa, con las manos amarradas y con golpes en el cráneo en una zona de la costa norte dominada por la delincuencia. El caso no sido resuelto por la policía. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación