Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Arthur se convierte en huracán en el Atlántico

El huracán amenaza con golpear Carolina del Norte el Día de la Independencia de Estados Unidos y haciendo que el gobernador del estado advirtiera a los turistas de la costa

Arthur se convierte en huracán en el Atlántico

Arthur se convierte en huracán en el Atlántico

Arthur se convierte en huracán en el Atlántico

La tormenta Arthur se convirtió el jueves en huracán, amenazando con golpear Carolina del Norte el Día de la Independencia de Estados Unidos y haciendo que el gobernador del estado advirtiera a los turistas de la costa que no pongan en peligro su seguridad intentando salvar sus picnics y barbacoas.

Los meteorólogos esperan que Arthur azote el viernes los Outer Banks, una cadena de pequeñas islas, sin tocar tierra.

La primera tormenta con nombre de la temporada de huracanes en el Atlántico ha provocado una alerta por huracán en una amplia zona de la costa de Carolina del Norte y una orden de evacuación obligatoria para los visitantes de la isla de Hatteras, en los Outer Banks, emitida a las 5 de la madrugada del jueves. También se aconsejó a los vecinos que salieran de la isla. Se ha anunciado una orden de evacuación voluntaria para la isla Ocracoke, accesible sólo por agua.

Estas islas están conectadas por la Ruta 12 de Carolina del Norte, que en los últimos años ha sido destrozada en dos ocasiones por las tormentas. La isla de Hatteras es especialmente vulnerable a tormentas e inundaciones, y es fácil que la carretera se vea bloqueada por agua y arena.

Además de la alerta por huracán, se mantenían alertas por tormenta tropical en zonas costeras de Virginia y Carolina del Sur.

No se espera que el fin de semana festivo sea una completa pérdida para los 250.000 visitantes estimados de los Outer Banks. Los expertos creen que la tormenta pasará rápido por la zona, y el golpe más duro será cerca del cabo Hatteras en torno al amanecer del viernes. Se espera que entonces empiece a amainar.

En la zona de la playa Myrtle, el corazón de la industria turística de Carolina del Sur, se espera la llegada de Arthur para el jueves por la noche con vientos de 40 a 50 millas por hora en los hoteles y apartamentos de la línea costera.

El jueves por la mañana, Arhur estaba a unas 340 millas (545 kilómetros) al suroeste de cabo Hatteras, avanzando hacia el norte a unas 9 millas por horas (unos 15 kilómetros por hora) con unos vientos sostenidos máximos de 75 millas por hora (120 kilómetros por hora).

El Centro Nacional de Huracanes estima que Arthur barrerá la costa el viernes por la mañana con vientos de hasta 85 millas por hora. La tormenta saldría de la costa de Nueva Inglaterra el viernes por la tarde, y terminaría por tocar tierra en las provincias costeras de Canadá como tormenta tropical, según predicciones del Centro.

"Aunque la previsión actual no indica que esto vaya a tener un gran impacto, nos lo tomamos muy en serio" afirmó el gobernador de Carolina del Norte, Pat McCrory. "No quiero que se pongan en riesgo no sólo a ustedes mismos, sino a la gente que pueda intentar ayudarles".

Bill Motley, que trabaja en Ace Hardware en Nags Head, y vive en los Outer Banks desde hace 13 años, no se mostró muy preocupado por los posibles daños.

"Estoy más preocupado por mis tomateras. Con el viento que viene, si tenemos una racha de 50 millas por hora, tumbará mis tomateras", comentó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación