Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Arrestan a exsecretario presidencial y al jefe del Banco Central

Autoridades anunciaron la captura de 17 funcionarios públicos y de firmas particulares con relación a un caso de corrupción en contratos de salud anómalos para pacientes con enfermedades renales

Juan de Dios Rodríguez, hombre de confianza del presidente Otto Pérez Molina y al mando del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) desde hace dos años. foto edh / internet

Juan de Dios Rodríguez, hombre de confianza del presidente Otto Pérez Molina y al mando del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) desde hace dos años. foto edh...

Juan de Dios Rodríguez, hombre de confianza del presidente Otto Pérez Molina y al mando del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) desde hace dos años. foto edh / internet

GUATEMALA. El país vivió ayer una jornada intensa, tras la captura del director del Instituto Guatemalteco del Seguro Social (IGSS), Juan de Dios Rodríguez, hombre cercanísimo al presidente Otto Pérez Molina, a quien sirvió como Secretario Privado.

También fue aprehendido el presidente del Banco de Guatemala y vicepresidente del Seguro Social, Julio Roberto Suárez Guerra.

El Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) protagonizaron ayer un intenso operativo, que derivó en varias capturas, como parte de una investigación por el otorgamiento de contratos anómalos en el IGSS.

Además de Rodríguez y Suárez, fue detenido el hijo de la jueza Blanca Stalling, Otto Molina Stalling, quien fungió como funcionario del área financiera del IGSS y se le atribuye haber participado en la red de corrupción.

La jueza estaría implicada en un caso de fraude aduanero destapado en el oficina recaudadora de impuestos, que costó el cargo de Vicepresidenta de Guatemala a Roxana Baldetti el pasado 8 de mayo.

Ayer, en total hubo más de 17 capturas de funcionarios de la Junta Directiva y la Junta de Licitación del IGSS, así como personas vinculadas a contratos irregulares. Sólo está pendiente de la captura de Álvaro Dubón González, gerente de IGSS.

Las autoridades acusan a la cúpula del IGSS de negociar comisiones con una empresa farmacéutica para la adjudicación de un contrato público por 14.5 millones de dólares.

"Hubo oferta y soborno mayor. Tenemos indicios absolutamente coherentes para demostrar que los integrantes de la junta de licitación incurrieron en ilegalidades", aseguró Iván Velásquez, comisionado de la CICIG.

Las detenciones tienen que ver con anomalías en un contrato otorgado a la farmacéutica mexicana PISA, beneficiada con un contrato para la atención de pacientes renales. Varios pacientes atendidos por dicha empresa fallecieron y otros están hospitalizados, por anomalías en la prestación del tratamiento de diálisis peritoneal.

Velásquez señaló: "La empresa PISA no tenía experiencia en tratamiento de diálisis". También detalló que la empresa no contaba con personal humano o equipo técnico para asumir el contrato. "Se adjudicó el contrato atendiendo al precio y no a la capacidad y experiencia de Pisa", agregó.

Según los investigadores, las escuchas telefónicas demuestran que la firma Pisa pagó un soborno de entre un 15 y un 16 por ciento para adjudicarse un servicio de diálisis. A su vez, esta compañía subcontrató a un tercero porque no contaba con la infraestructura ni el personal necesario para brindar el servicio.

La Procuraduría de los Derechos Humanos resolvió hace una semana que el Seguro Social viola derechos humanos de pacientes renales y que se estaba vulnerado su derecho a la vida y a la salud.

Antecedentes

Rodríguez, quien está bajo custodia en un hospital capitalino a la espera de arresto, llegó a la jefatura del IGSS hace dos años promovido por el mandatario, de quien es antiguo colaborador y a quien le llevaba la agenda privada.

Por su parte Suárez, quien participaba en la junta directiva del IGSS como representante del banco central, también fue promovido por el presidente en octubre de 2014 tras una larga y respetada trayectoria como técnico en el ente emisor.

"El Banco de Guatemala, tomando en cuenta la larga trayectoria por treinta años en la institución, así como su honorabilidad, probidad, alto espíritu de servicio y responsabilidad, manifiestan su total e incondicional apoyo (a Suárez)", dijo la institución en un comunicado.

Otros miembros de la Junta Directiva del IGSS detenidos fueron el médico Jesús Arnulfo Oliva Leal, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de San Carlos de Guatemala, Max Erwin Quirin Schoder, empresario, expresidente de la Asociación Nacional del Café y representante del Cacif; Erwin Raúl Castañeda Pineda, nombrado por el Colegio de Médicos de Guatemala, y Ramiro Armando Lorenzana Ortiz, representante de la empresa PISA en Guatemala. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación