Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Argentina: huelga de 36 horas con marchas y cortes en accesos a la ciudad

Los manifestantes demandan la eliminación de los impuestos que se aplican a los salarios, incrementos en las ayudas sociales y la reapertura de las negociaciones salariales

Argentina: huelga de 36 horas con marchas y cortes en accesos a la ciudad

Argentina: huelga de 36 horas con marchas y cortes en accesos a la ciudad

Argentina: huelga de 36 horas con marchas y cortes en accesos a la ciudad

El sector más radicalizado de la Central de Trabajadores de Argentina, que agrupa a trabajadores del sector público y organizaciones de izquierda, inició el miércoles una huelga de 36 horas en demanda de la eliminación de los impuestos que se aplican a los salarios, incrementos en las ayudas sociales y la reapertura de las negociaciones salariales.

La protesta comenzó en la mañana con concentraciones de huelguistas que cortaron los accesos a Buenos Aires y a ciudades cercanas como La Plata, 60 kilómetros al sur. A partir de las 1500 GMT los gremialistas liderados por Pablo Micheli iniciarán un paro de actividades que confluirá el jueves con el que liderará el camionero Hugo Moyano, representante del sector combativo de la Confederación General del Trabajo.

El paro con movilizaciones de la Central se produce en momentos en que se han incrementado los despidos y suspensiones de trabajadores en la industria, la economía entró en recesión y la inflación anual alcanza el 40%, según consultoras privadas.

"La pérdida del poder adquisitivo, el incremento de la precarización laboral, la falta de respuesta a los reclamos de los trabajadores por parte del gobierno son algunos de los ejes principales del paro", afirmó en un comunicado el consejo directivo de la Asociación Trabajadores del Estado.

La administración pública en la capital, en la populosa provincia de Buenos Aires y en otros distritos del país será casi nula, prometieron los huelguistas. En tanto, se mantendrán guardias mínimas en servicios esenciales como la salud.

Los sindicalistas exigen que cesen los despidos y las suspensiones, un aumento salarial y de todos los planes sociales y jubilaciones "acorde al proceso inflacionario", la eliminación del impuesto a la ganancias que se aplica a los sueldos de los trabajadores registrados y la reapertura de las negociaciones para fijar aumentos salariales que se dieron por cerradas hace unos meses.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación